Iker Casillas anuncia que no se presentará a las elecciones de la Federación

Iker Casillas ha anunciado de manera oficial su renuncia a participar en las elecciones a la presidencia a la Real Federación Española de Fútbol, despejando el camino a Luis Rubiales para su reelección.

Sin Casillas, Rubiales se queda sin rival para las elecciones a la Federación programadas para el próximo 17 de agosto

Iker Casillas no se presentará a las elecciones de la Real Federación Española de Fútbol. El todavía portero del Oporto ha informado de su decisión a través de un comunicado en las redes sociales confirmando así las sospechas que había entorno a su decisión tras la convocatoria por parte de Luis Rubiales a los comicios para el próximo 17 de agosto.

En el comunicado difundido, Iker Casillas asegura que el principal motivo que le ha llevado a tomar esa decisión es «la excepcional situación social, económica y sanitaria que está sufriendo nuestro país» y que esto hace que las elecciones pasen «a un segundo plano». «Creo que es el momento de sumar y no dividir porque el fútbol y la sociedad lo necesitan. En el ámbito deportivo y federativo hay que centrarse en cómo ayudar a jugadores, clubes, competiciones y unas elecciones sólo desgastarían y harían que enfocásemos nuestros esfuerzos en algo que hoy no es lo fundamental», añade.

Sin embargo, Iker Casillas no descarta volver a presentarse en un futuro, ya que esto no es «una puerta cerrada». «Quería un proceso electoral justo, transparente y realmente participativo, buscando lo mejor para el fútbol español y en esta ocasión creo que no se ha apostado por ello, espero que en próximas elecciones se pueda dar, conmigo o con otros candidatos», denuncia.

Por último, Iker Casillas dice en su comunicado que se pone a disposición de del CSD, de la Federación, de la Liga y de la AFE para «aquello que puedan necesitar» de su parte y que estará «encantado de poder colaborar por el bien del fútbol». «Hoy debemos estar todos juntos para salir adelante», asegura.

No tenía opciones

Iker Casillas sabía que sus opciones de ganar a Luis Rubiales en las elecciones a la RFEF eran nulas. De ahí que haya decidido retirarse de la carrera por la presidencia y dejar el camino libre al actual mandatario.

Iker Casillas, que comenzó fortísimo su candidatura, ha ido perdiendo fuelle durante la pandemia del coronavirus hasta llegar al punto de verse en la encrucijada de no saber cómo salir airoso de una situación donde su imagen podía salir muy desgastada.

La paz que sellaron en los Pactos de Viana Luis Rubiales y Javier Tebas parece que va a ser duradera y sin ese aval de una veintena de votos, le terminó de condenar. El único que no ha dejado de apoyar a Iker ha sido su amigo David Aganzo, quien, por otra parte, ha estado más fuera que dentro de la presidencia de la Asociación de Futbolistas Españoles.

Lo último en Deportes

Últimas noticias