El reincidente Suárez: piscinazos, mordiscos y hasta insultos racistas

Luis-Suárez-Giorgio-Chiellini
Suárez y Chiellini durante el incidente del Mundial de Brasil. (AFP)

Luis Suárez vuelve a las andadas. El delantero del Barcelona ha vuelto a ser noticia fuera de los terrenos de juego. Lo cierto es que el uruguayo tiene un historial repleto de polémicas. Tras el partido ante el Espanyol, Suárez provocó una pelea en el túnel de vestuarios. Un choque lleno de tensión en el que el uruguayo tuvo algo más que palabras con determinados futbolistas pericos, en especial con Pau López. Durante toda la segunda mitad el delantero y el meta se encararon en diversas ocasiones. Al término de los 90 minutos pusieron rumbo a los vestuarios. Allí Suárez les mandó un recado amenazante a los de Galca: «Aquí os estoy esperando, venid acá, sos un desecho». Aunque sólo es una más en su larga lista de polémicas. Estas son algunas de ellas:

Puñetazo al chileno Gonzalo Jara

Durante un partido de clasificación para el Mundial, Luis Suárez propinó un puñetazo en la cara de Gonzalo Jara en el encuentro entre Uruguay y Chile. En esta ocasión, el uruguayo no recibió ninguna sanción al no haber visto el colegiado el incidente durante el choque. Por tanto, la Comisión Disciplinaria de la FIFA decidió dar carpetazo al asunto.

Altercado con Albert Luque

En noviembre de 2007 el Ajax suspendió a Suárez por un incidente que tuvo lugar en el vestuario con su compañero de equipo Albert Luque. El uruguayo acababa de aterrizar en el club de la capital holandesa. Aunque fue la primera de muchas.

Primer mordisco (a Bakkal)

Suárez comenzó a dar sus primeros pasos como futbolista polémico en su etapa en el Ajax. Tras el Mundial de 2010 durante un encuentro entre el Ajax y el PSV Eindhoven le dio un mordisco a Otmann Bakkal. Poco después, abandonó la Liga holandesa para poner rumbo al Liverpool donde continuó ampliando su historial en la Premier League. La federación holandesa sancionó al futbolista con siete partidos.

Segundo mordisco (a Ivanovic)

En su etapa como futbolista del Liverpool propinó un mordisco en el brazo al defensor del Chelsea Branislav Ivanovic, durante un choque de la Premier League entre Liverpool y Chelsea. Esta vez le sancionaron con 10 partidos sin jugar y los reds perdieron a su goleador durante un par de meses.

Tercer mordisco (a Chiellini)

En el Mundial de Brasil el uruguayo volvió a protagonizar otro incidente a causa de un mordisco. Durante el encuentro entre Uruguay e Italia Suárez propinó un bocado en el hombro al defensor Giorgio Chiellini. El delantero del Barcelona fue sancionado con cuatro meses apartado de cualquier actividad relacionada con el fútbol y 9 partidos sin jugar.

Insultos racistas

Otra de sus polémicas más sonadas es la protagonizada por su comportamiento racista con Patrice Evra. El delantero fue acusado de proferir insultos racistas al futbolista del Manchester United. En el duelo que enfrentó a los Red Devils con el Liverpool en Old Trafford, meses después de lo sucedido, Suárez le negó el saludo al francés. Por ello, fue sancionado con ocho partidos y 40.000 libras esterlinas.

Gesto ofensivo a la afición del Fulham

Tras haber sido castigado por la FA por sus insultos racistas hacia Evra, Suárez volvió a las andadas. El futbolista mostró su dedo corazón con insistencia hacia la afición del Fulham tras la derrota de su equipo en Londres por 1-0. La FA añadió un partido más a su sanción.

Piscinazo delante de David Moyes

El técnico, del Everton por aquel entonces, David Moyes insinuó en la previa del partido que enfrentaba a su equipo con el conjunto de Merseyside que el delantero se tiraba: «Piscineros como Suárez están alejando a los fans del fútbol inglés». Por ello cuando el uruguayo marcó durante el duelo se marchó a celebrarlo tirándose al suelo delante de Moyes.

Lo último en Deportes

Últimas noticias