El centenario James vuelve a sonreír en Colombia

james-rodriguez-colombia
James Rodríguez brilló ante Bolivia. (AFP)

Paradójicamente, el 10 blanco mostró su mejor versión en las condiciones más difíciles a las que se ha enfrentado en lo que va de año. Fresco, ágil y liviano se le vio al cucuteño, a pesar de la asfixia de los 3.637 metros del estadio de La Paz. James fue el líder que demandaba su selección en un partido importante. Crucial por la necesidad de puntos. Abrió la lata con un latigazo de volea, asistió a Bacca en el segundo y comenzó la jugada con una excelente apertura en el agónico tercero.

El del jueves fue el James que todos esperaban desde hace tiempo. El de los récords. Porque con el tanto frente a Bolivia el atacante colombiano suma 100 a lo largo de su carrera. Un gran registro para sus 24 años. “Es algo bueno el gol 100. Es algo lindo y más aquí. Hay que estar tranquilo. Ojalá que sean 100 más. Yo solo quiero hacer goles y pases, eso también es bueno”, dijo sonriente James después del encuentro. Además, con su gol, también superó a Falcao como goleador de la selección de Colombia en partidos de eliminatoria y Copa del Mundo, para un total de 11 goles entre diversas rondas.

La mejoría fue evidente. Y según parece, los últimos descansos, o castigos según se vea, que Zidane ha dado al colombiano parecen haberle venido de perlas. Estuvo activo los 90 minutos de juego. Rápido en sus movimientos, cayendo de manera inteligente a ambos costados para recibir con espacios y oportuno a la hora de tirar la diagonal. No pareció desde luego el James tosco y torpe de las últimas citas, con los extraños resbalones que nos venía acostumbrando. Cuestión de tacos o no, el James que se vio en Bolivia es un indicativo de que el colombiano ya anda cerca de su mejor forma.

Con el brazalete de capitán y asumiendo galones. James abrió la lata para su equipo con un latigazo de volea. Con esa habilidad que ya mostró la temporada pasada para sacar un misil con su zurda en cuestión de décimas. Contra Bolivia se vio al crack que se echa el equipo a la espalda. Poco necesitó para fabricar el segundo tanto, en el tras un brillante control filtró un pase el momento oportuno al ex sevillista Bacca, que resolvió con la misma efectividad que mostró en Nervión.

Las difíciles condiciones se hicieron evidentes en el segundo tiempo, donde Bolivia recortó la desventaja en apenas 17 minutos. Los dos goles de Chumacero convirtieron el partido en un correcalles que ahogó a ambos equipos. El cansancio se plasmó en casi todos los jugadores que aprovechaban cualquier corte de juego para recuperar el aliento. No tanto en un James que permaneció de los más enérgicos de su equipo. Y que con gran inteligencia construyó la jugada del tercero en los minutos del descuento.

james-rodriguez-colombia-bolivia
James Rodríguez celebra su tanto ante Bolivia. (AFP)

Los jugadores de Colombia festejaron con rabia tres puntos importantísimos. Pero sobre todo corrieron a abrazar a un James que renació en La Paz para encauzar el camino de la eliminatoria. En un síntoma evidente de la importancia que supone su rendimiento para el resto de sus compañeros. En Bolivia resurgió el James que todos esperan en el Bernabéu.

El martes tendrá una nueva cita frente a Ecuador en Barranquilla. Cambiará la altura y la falta de oxígeno por el calor y la humedad de la playa. El desgaste hará mella en un James que se espera como titular ante un rival que lidera la eliminatoria de Sudamérica.   

Lo último en Deportes