Inda las desvela en El Chiringuito

Las dos condiciones que le pone el Barça a Neymar para negociar

Eduardo Inda habla en El Chiringuito de Jugones sobre Neymar.

Neymar quiere volver a Barcelona, pero el club no le va a poner nada fácil su regreso. Tendrá que aceptar dos condiciones muy duras.

El Barcelona aguarda tranquilo a que los Neymar se acerquen. El club ya sabe por diversos intermediarios e informaciones periodísticas que el deseo del brasileño consiste en regresar a la Ciudad Condal. El jugador del PSG se marchó creando una gran fractura social, dejando en entredicho la imagen de la directiva y traicionando a compañeros como Gerard Piqué.

El director de OKDIARIO, Eduardo Inda, desveló las condiciones en El Chiringuito de Jugones. “El Barça ha puesto dos condiciones a Neymar para volver y si las cumple le pagaría el salado neto que cobra en el PSG, que creo que son 37 millones de euros. Por un lado le pone el 50% de los derechos de imagen y por otro que retire la demanda por no pagarle la prima por renovación”.

El club, sabiendo que ahora tiene la sartén por el mango, quiere cubrirse las espaldas ante una hipotética negociación para su retorno y va a poner dos condiciones inamovibles y que deben ser firmadas por escrito si quieren sentarse a negociar. La primera es obvia: que el padre retire la demanda por impago de la prima de renovación –30 millones de euros– que no cobró por marcharse a París.

Mientras que la segunda obligación tiene mucha más miga: el Barça quiere controlar el 50% de los derechos de imagen del jugador. En el club son conscientes que para cuadrar las cuentas –si trajesen a Neymar– necesitan muchos más ingresos y el jugador sí se los puede proporcionar renunciando a controlar la totalidad de sus derechos de imagen como actualmente hace en el PSG.

En el Barça son consciente del sacrificio que están pidiendo al padre de Neymar, pero también confían en que su voluntad se imponga a engordar su cuenta bancaria. Desde el club sostienen que para mantener su ficha de 35 millones anuales deben recibir esto a cambio. También lo vislumbran como un gesto de buena fe ante el error de bulto más grave en la carrera deportiva del jugador.

Bartomeu y su directiva han establecido estas dos líneas rojas antes de hacer cualquier movimiento de cara a un PSG que ya saben cómo se las gasta. El presidente azulgrana sí está dispuesto a aguantar el actual sueldo de Neymar, aunque primero quiere una documento firmado por los brasileños antes de mover cualquier tipo de gestión.

Últimas noticias