Se esperan pérdidas millonarias

El coronavirus infecta las casas de apuestas

El sector del juego sufrirá grandes pérdidas durante la crisis del coronavirus. Las casas de apuestas son uno de los grandes afectados por la suspensión de las grandes competiciones deportivas y sus ingresos caerán considerablemente durante el estado de alarma

Casas de apuestas
Imagen de un local de apuestas deportivas.

Con todo el deporte suspendido y con la cuarentena que plantea implantar el gobierno debido a la crisis del coronavirus, las casas de apuestas verán como sus ingresos caen de manera estrepitosa. Se trata de uno de los sectores que más crece en los últimos años en España, pero durante el tiempo que dure el confinamiento sufrirán pérdidas millonarias. Su volumen se vera reducido de gran forma, pues casi la mitad del dinero que mueve el juego se corresponde a las apuestas deportivas.

La pandemia que mantiene en vilo a todo el mundo ha provocado que en España se decrete el Estado de alarma. La mayoría de los negocios se verán obligados a cerrar, entre ellos los locales destinados al juego. Aunque en los últimos años el crecimiento del juego ha sido sobre todo en su versión online, el juego presencial representa en torno a un 33% del total, por lo que a lo largo de la cuarentena, las pérdidas serán considerables.

Sí que se podrá jugar online. Pero el sector también sufrirá pérdidas millonarias a través de Internet. En Europa y América prácticamente todos los deportes han suspendido de manera provisional las competiciones. Una situación que hace que las cantidades apostadas vayan a disminuir de forma drástica.

En 2018 -último año del que se tienen datos oficiales- las apuestas deportivas movieron cerca de 6.963 millones de euros. En este 2020 todo hace indicar que esa cantidad bajara considerablemente, pues por el momento sólo se podrá apostar de manera online y el número de eventos a los que hacerlo se verá considerablemente reducido.

Por el momento es pronto para saber las pérdidas que se producirán mientras que dure el aislamiento, sin embargo desde las propias casas de apuestas son conscientes de que «el agujero económico puede ser enorme». La principal fuente de ingresos de las principales empresas dedicadas al juego estará en los juegos de casino y póquer, que en 2018 supusieron el 59% de los ingresos del sector, pero que, con el cierre de los locales presenciales y casinos también se verán resentidos.

Lo último en Deportes

Últimas noticias