Los problemas económicos del club condicionan su llegada

El Barça, obligado a fichar a Depay para sustituir a Ansu Fati

El FC Barcelona está obligado a recurrir al fichaje de Memphis Depay para suplir la baja de Ansu Fati. El del Lyon es una petición expresa de Koeman, pero los problemas económicos del club complican en exceso su llegada

depay
Memphis Depay es el hombre elegido por Koeman.

La lesión de larga duración de Ansu Fati supone un contratiempo para el FC Barcelona. El conjunto culé perderá a uno de sus futbolistas más determinantes durante un mínimo de cuatro meses, lo que les obliga a acudir al mercado para hacerse con un sustituto. Ese jugador no es otro que Memphis Depay, una petición expresa de Ronald Koeman pero cuyo fichaje les resultará más que complicado hacer.

El conjunto culé trató de hacerse en verano con el atacante del Olympique de Lyon y ahora es cuando realmente necesitan su fichaje. Aunque si entonces la directiva que presidía Bartomeu no pudo acometer su incorporación por los problemas financieros por los que pasaba la entidad, en este momento tampoco será fácil cerrar la operación.

Los barcelonistas se ven en la necesidad de contratar un recambio para sustituir al jugador más desequilibrante de su plantilla durante estos primeros compases del curso. La lesión de Ansu Fati les obliga a recurrir en enero al que fue su gran objetivo en el último mercado estival. Un Depay que era el jugador fetiche de Koeman en Holanda.

El técnico azulgrana solicitó el fichaje de Depay nada más llegar al banquillo del Barça. Los buenos registros que firmó con los Países Bajos durante la etapa de Koeman como seleccionador, le llevaron a ser el primer objetivo del entrenador nada más desembarcar en el Camp Nou. Un objetivo que ahora vuelven a retomar ante la lesión de la joven promesa y la insistencia del neerlandés.

Sin embargo, los problemas económicos del club prácticamente imposibilitan la llegada del capitán del Lyon. En verano, el acuerdo con el jugador y con el conjunto francés estaba cerrado, pero la Liga vetó el traspaso. Entonces los culés habrían sobrepasado el límite salarial con su llegada, algo que podrían evitar incumplir en enero.

Los problemas a la hora de afrontar su fichaje en invierno residen en la viabilidad económica de la operación y en la eventualidad de la actual directiva. La gestora que dirige ahora mismo el club ya ha comunicado a la plantilla la necesidad de aplicar un recorte salarial considerable para evitar el concurso de acreedores. La situación es más que delicada, por lo que no parece que vayan a acudir al mercado.

La directiva de Josep María Bartomeu ha dilapidado los multimillonarios ingresos que han obtenido los culés durante su mandato a base de sueldos estratosféricos y sobrecostes en fichajes innecesarios, entre otras cosas. A ello habría que sumar la crisis provocada por el coronavirus y a las ventas a precio simbólico de algunas de las estrellas, lo que ha llevado a la entidad a estar en serio riesgo de quiebra.

Las medidas de urgencia que deberá tomar la junta gestora provisional parecen más ligadas a salvar las cuentas del club que a reforzar el plano deportivo. Por ello, pese a la necesidad de acudir al mercado en la ventana invernal para fichar a Depay en sustitución del joven canterano, todo apunta a que Koeman tendrá que encontrar la solución a la baja de Ansu en su plantilla.

Lo último en Deportes

Últimas noticias