Gran Premio de España de MotoGP

Bagnaia se impone en Jerez con Aleix tercero y Márquez cuarto

Pecco Bagnaia ha logrado su primera victoria de la temporada en el GP de España de MotoGP. Aleix terminó tercero y Márquez cuarto, su mejor resultado de la temporada

Bagnaia firma una pole de récord con Márquez quinto

Bagnaia Quartararo
Pecco Bagnaia y Fabio Quartararo durante el GP de España de MotoGP. (EFE)

Pecco Bagnaia se llevó una victoria increíble en el GP de España de MotoGP después de dominar la prueba de principio a fin. Quartararo se escapó desde el inicio con él pero no pudo aguantar su ritmo y terminó segundo. Aleix firmó una magnífica tercera posición tras una bonita batalla con Márquez y Miller. Marc rozó el podio pero se quedó a las puertas, sin embargo acabó cuarto, su mejor resultado de la temporada.

El sol jerezano apretaba y la temperatura subía en el asfalto hasta los 48 grados. Debido a estas condiciones todos los pilotos apostaron por salir con neumático duro delantero y medio trasero. Este es un circuito que desgasta mucho el neumático y por ello hubo unanimidad en la parrilla a la hora de elegir.

La carrera comenzaba con un toque en la salida entre Márquez y Aleix Espargaró. En un primer instante lograron evitar el choque pero acto seguido, antes de llegar a la curva uno, se tocaron hombro con hombro. A la llegada la curva uno el de Aprilia pasaba por delante del ilerdense pero se fue un poco largo y el de Repsol Honda le superó para recuperar la quinta plaza.

Por delante estaba Nakagami, con Miller tercero y Bagnaia y Quartararo primero y segundo respectivamente. Como era de esperar el italiano y el francés empezaron a poner tierra de por medio con sus perseguidores. Marc conseguía pasar a Nakagami y Aleix aprovechaba el hueco para meterse con él y seguir a su estela.

A partir de ahí el top 5 se mantuvo igual hasta las últimas vueltas. Pecco y Quartararo se marchaban definitivamente y por detrás se formaba un grupo de tres con Miller, Márquez y Aleix. Unos segundos más atrás venía Joan Mir que había superado a Nakagami y era sexto. Por contra, su compañero en Suzuki, Álex Rins, se salía de la pista y caía hasta las últimas posiciones.

Comienza el baile

La victoria estaba claro que se iba decidir entre Bagnaia y Quartararo, lo que faltaba por saber era quién les acompañaría en el podio. Miller no cedía, Márquez apretaba pero no encontraba los huecos para pasar al australiano y Aleix parecía tener algo más pero tampoco lograba pasar a ninguno de los dos.

A cinco vueltas para el final comenzó el baile. Márquez era el primero en mostrar sus cartas superando a Miller. Pero la alegría le duró poco, Aleix pasaba a los dos unas curvas después tras un susto de Marc que le costaba también la plaza con el de Ducati. El octocampeón del mundo protagonizó otra salvada impresionante, aunque eso le costó dos puestos. Esta pelea permitió que Mir se acercara.

En cuanto se puso por delante, el mayor de los Espargaró comenzó a tirar y sacó unas décimas a Miller y Márquez en busca de un nuevo podio. La Aprilia tenía algo guardado para el final y lo sacó en el momento oportuno. Por delante Bagnaia había abierto un pequeño hueco con respecto a Quartararo. El Diablo intentó acercarse en las últimas vueltas pero le fue imposible y el italiano se llevó su primera victoria de la temporada.

La batalla estaba por detrás, entre Márquez y Miller. El de Repsol Honda se pegó como una lapa a la Ducati y consiguió pasarle a pocos giros para el final para cerrar esa cuarta plaza y firmar su mejor resultado de la temporada. Aleix Espargaró salía tercero y acabó tercero. El piloto catalán firma su segundo podio consecutivo, la primera vez que sucede en la historia de Aprilia, y el tercero en las últimas cuatro carreras.

Lo último en Deportes

Últimas noticias