Los del Cholo, obligados a ganar y lastrados por las bajas

Atlético-Huesca, otra bola de partido para Simeone

El Atlético busca una victoria imprescindible que le devuelva al liderato

Simeone
Simeone da instrucciones durante el Cornellà-Atlético. (EFE)

Tal y como sucedió ante el Betis, el Atlético arrancará hoy su partido ante el Huesca (19.00 Wanda Metropolitano) desplazado por el Real Madrid de la primera posición de la clasificación. Con un empate le basta para recuperar el podio, pero ese sería un resultado desastroso. El equipo necesita sumar su segunda victoria consecutiva para mantener su exigua ventaja y afrontar las jornadas que faltan sin la necesidad de tener que ganar en el Camp Nou. Ni Lemar ni Joao figuran en la convocatoria, al igual que Luis Suárez, al que se le reserva para la final del próximo domingo en San Mames. Simeone saldrá con el mismo equipo que goleó la pasada jornada al Eibar.

Lo que funciona no se toca. Una máxima que suele aplicarse en el fútbol y que seguirá esta tarde a rajatabla el Cholo. Los cinco goles al Eibar le dan a su alineación del pasado domingo el crédito suficiente para mantenerla, aunque lo cierto es que tampoco había demasiado donde elegir después de que definitivamente se cayeran de la convocatoria tanto Joao como Lemar, que parecía que estarían en condiciones de estar por lo menos sentados en el banquillo. Sí que vuelve Hermoso, aunque arrinconado por un Lodi que ofreció la mejor de sus versiones, sobre todo en el plano ofensivo.

Pese a las bajas existe cierta corriente de optimismo entre la afición rojiblanca, satisfecha además por la renuncia de su club a la Superliga. Es lo que tienen las goleadas. Correa volvió a recuperar su olfato perdido, Llorente amenaza seriamente los 14 tantos de Caminero el año del doblete y Carrasco ya no ven tan de lejos la portería. Incluso, ya rizando el rizo, tanto Dembelé como Vitolo dejaron detalles interesantes en los minutos de los que dispusieron. La afición rojiblanca empieza a volver a ilusionarse, pero es cierto que el margen de error es tan escaso que cualquier tropiezo echará por tierra el amago de recuperación que mostró el equipo en su último partido.

Para el Huesca el choque del Wanda es también decisivo. La victoria del Alavés ante el Villarreal y el hecho de que tanto Elche como Valladolid sumaran ayer otro punto les vuelve a dejar en posiciones de descenso. Necesitan como mínimo un empate en Madrid, pero los números no les avalan. Eso sí, se presentan en un buen estado de forma, pese a su última derrota en Mendizorroza, y dispuestos a hacer valer su mejor patrimonio, los goles del murciano Rafa Mir, un delantero que está de lleno en el radar rojiblanco y que hoy tendrá una magnífica oportunidad para demostrarle a Simeone que puede tener sitio en la plantilla.

«La Liga la ganará el que más la merezca», dijo ayer el Cholo en rueda de prensa tratando de quitarle presión a sus jugadores. Tiene razón. Desde luego hoy ante el Huesca su equipo no puede ganarla, pero sí que puede estar algo más cerca de perderla si no es capaz de retener los tres puntos. Si lo consigue luego tocará preparar otro choque a vida o muerte ante el Athletic en San Mamés. Y ese será hasta el final el sino del Atlético. Lo lleva en sus genes y esta temporada, por supuesto, no podía ser diferente.

Lo último en Deportes

Últimas noticias