HOMENAJE AL CAMPEÓN EN CERVERA

Así se celebra el título en ‘casa’ de Márquez: «Bote, bote, bote, Rossi el que no bote»

marquez-celebra
Márquez celebra su título de campeón con los aficionados en Cervera. (AFP)

Cuando parecía que el ambiente entre Marc Márquez y Valentino Rossi se había calmado, los aficionados del catalán, en la celebración del campeonato del mundo, parecen haber vuelto a encender la mecha. Prácticamente todo Cervera se echó a la calle para recibir a su paisano e ídolo, que se llevó todos los elogios de la velada como campeón del mundo de Moto GP, todo lo contrario que su gran enemigo en el paddock.

En un momento de la celebración, donde la euforia se apoderó de los presentes, el speaker se acordó del 46 de Yamaha en presencia de Marquez y sus seguidores y comenzó a alentarles para que le siguieran con el cántico "Rossi el que no bote". Con el primer impulso ya cogido, no volvieron a necesitar del animador de la fiesta para seguir con las alusiones a Valentino, que finalizó subcampeón sin posibilidad de acercarse a Marc en ningún momento del campeonato.

Márquez escuchó los cánticos y, aunque con una sonrisa debido al homenaje, advirtió de los hechos que estaban aconteciendo. "En menudo lío me estáis metiendo, ya verás mañana la prensa", repitió en varias ocasiones el piloto, que vio como la localidad ilerdense estaba desatada acordándose de Rossi, al que se refirió Márquez, junto con Lorenzo, por la carrera decisiva que le dio el triunfo y en la que ambos pilotos de Yamaha se salieron de pista.

Cervera, un pueblo de solo 9.000 habitantes en la provincia de Lérida, es el punto de celebración principal del piloto, que explicó los motivos. "¿Cómo me voy a cansar de celebrar cosas así? Daré mi alma para volver aquí y celebrar uno más", aseguró.

"En pretemporada dije que era imposible conquistar el Mundial, pero los compañeros me dieron dos collejas rápido y me aseguró que de eso nada", prosiguió Márquez. El piloto, detallista con cada uno de los miembros de su equipo, pudo escuchar en el homenaje el himno We Are The Champions, que ya ha podido saborear Marc cinco veces en su carrera en Moto GP. Y las que quedan.

Lo último en Deportes

Últimas noticias