Libro Guinness de los Récords

Descubre cuál es el queso más caro de España

Una pieza de queso de cabrales de dos kilos ha sido elegido por el libro Guiness de los récords, como el queso más caro del mundo .

queso már caso
El queso de cabrales es el queso más caro del mundo

¿Cuál es el queso más caro de España? Puede que en alguna ocasión hayas leído alguna noticia al respecto, teniendo en cuenta los muchos certámenes de quesos o fiestas gastronómicas que se celebran en torno al queso, pero no fue hasta el año pasado cuando se celebró el Certamen del Queso de Cabrales,  para elegir el mejor queso cabrales de todos y ahora este año, se ha decidido que el ganador sea también el queso más caro de todos.

Descubre cuál es el queso más caro de España

Nos estamos refiriendo al queso de la quesería Arangas, que se encuentra en el concejo de Cabrales, en Asturias. Un queso que en 2019 ganó el premio de Mejor Queso de Cabrales, y ahora, tras varios meses de validación, ha sido considerado por el Guinness World Records como el queso más caro del mundo.

Durante la celebración del certamen, participaron un número elevado de restaurantes cada uno con su propuesta, pero el elegido fue este queso de Arangas por el que se pagó la cantidad de 20.500 €, únicamente por una pieza de 2 kilos.

Cómo se hace el queso de cabrales

El queso elegido en concreto, es un queso azul que se elabora de forma artesanal. Es por este motivo por el cual resulta un queso que tiene un precio tan elevado. De hecho, para que sea un Cabrales auténtico, la leche debe provenir de las queserías de esta pequeña zona, y los quesos deben pasar al menos dos meses «envejeciendo» en cuevas naturales para que el moho haga su trabajo. En concreto son los mohos del tipo penicillium, los que le dan su particular color verde azulado.

Concretamente, se elaboran en el Concejo de Cabrales y en el Peñamellera Alta (en este último caso, en los pueblos de Caravés, Oceño y Rozagás).

Para la elaboración del queso, se utiliza leche cruda de vaca o se puede optar también por mezclar tres clases de leche (vaca, oveja y cabra).

La leche cruda se enfría durante 24 horas antes de pasar a un tanque, donde se espesa y cuaja. La primera capa se corta a máquina para formar la cuajada. Luego, las piezas pequeñas se rompen a mano.

A medida que el queso reposa, la cuajada cae en su lugar para dejar bolsas para que los hongos se filtren naturalmente. Luego se procede con dos rondas de salazón y reposo.

Una vez que el queso ha absorbido la sal, pasa a un secadero, donde permanece entre 15 y 20 días. Una vez que el queso se ha secado, pasa a otra fase, que es la maduración en las mencionadas cuevas naturales.

La humedad súper alta y las temperaturas frescas de la cueva de piedra caliza crean las condiciones perfectas para que crezca una cepa de hongo penicillium, que se abre camino hacia el centro del queso a medida que envejece, formando las vetas azul verdosas características.

Las ruedas de queso se giran y limpian ocasionalmente. Cuanto más tiempo pasa el queso en la cueva, más suave se pone por dentro.

La producción de Cabrales está regulada y protegida por una denominación de origen desde la década de 1980 y a pesar de los 25.000 euros pagados por la pieza de dos kilos que ha ganado el premio de ser el queso más caro del mundo, normalmente un trozo de Cabrales es mucho más asequible. Un kilo se vende entre 20 euros y 55 euros dependiendo de la madurez del queso.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias