Hogar

Dar la vuelta a tu colchón: este es el peligro al que te enfrentas si no lo haces

Dar la vuelta al colchón
Colchón

Muchas veces hemos oído decir que debemos dar la vuelta al colchón dos veces al año. Sin embargo, hay quienes consideran que no es necesario, y se pasan años y años con el colchón en la misma posición. Se trata de un gran error que puede tener consecuencias para la salud. El correcto mantenimiento del colchón es esencial para descansar bien y evitar posturas incómodas.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), señala que es una tarea que debe hacerse sí o sí teniendo en cuenta el tipo de colchón. A la hora de moverlo para poder mantener una buena postura sin que se deforme por ningún lago, tenemos dos opciones: darle la vuelta por completo o simplemente girarlo.

Si tenemos un colchón con una cara de verano con tejido más fresco y otra cara de invierno con tejido más cálido, tenemos que darle la vuelta por completo. Por otro lado, «los colchones que se pueden rotar mantienen la misma estructura a todo lo largo del colchón, de la cabeza a los pies, sin zonas de refuerzo diferenciadas para hombros y caderas, o, si las hay, son zonas equivalentes, situadas en las mismas posiciones», explica la OCU.

¿Por qué hay que dar la vuelta al colchón?

Cada uno de nosotros dormimos de una determinada manera, y con el paso del tiempo los movimientos se van grabando en el colchón. Esto hace que poco a poco se vaya deformando y, en consecuencia, empeore la calidad del descanso.

Desde hace varios años, la mayoría de los colchones que podemos encontrar en el mercado están especialmente diseñados para darles la vuelta dos veces al año, preferiblemente en los meses de abril y octubre.

Algo que muchas personas desconocen es que durante el primer año de vida del colchón los fabricantes recomiendan darle la vuelta cada mes. Es la mejor forma de que ambas caras se acostumbren a los movimientos del cuerpo. De esta manera, se reduce el desgaste y el colchón dura más tiempo en perfectas condiciones.

Los expertos explican que dar la vuelta al colchón es fundamental para descansar mejor y mantener una alineación neutra en la columna vertebral. Cuando la firmeza y la calidad del colchón empiezan a deteriorarse, es normal que nos cueste conciliar el sueño.

A esto hay que sumar que dormir en un colchón al que no se le ha dado la vuelta en muchos años puede causar el desarrollo de alergias al polvo o a los ácaros.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias