Refuerzan los equipos de seguridad del Festival de Cannes ante la amenaza de ataque terrorista

Refuerzan los equipos de seguridad del Festival de Cannes ante la amenaza de ataque terrorista
Fuerzas de seguridad ensayan los protocolos de acción ante un posible ataque terrorista en el Festival de Cannes.

Los equipos de Seguridad del Festival Internacional de Cine de Cannes se preparan para velar por el bienestar de todos los asistentes al certamen de la costa azul francesa cuando el riesgo de un ataque terrorista se encuentra en el punto más alto.

El festival, que se inaugura hoy miércoles, funcionará con más seguridad que en pasadas ediciones después de los ataques perpetrados en París y Bruselas y de que los informes de la Inteligencia italiana fije como potencial objetivo del Estado Islámico el festival de cine francés.

La organización de Cannes ha reclutado más de 500 personas de seguridad adicionales para proteger el evento, que este año se espera que atraiga a más de 200.000 asistentes, incluyendo medios de comunicación del mundo y algunas de las personalidades más famosas del cine. George Clooney y Julia Roberts, estrellas de la última película de Jodie Foster, o Kristen Stewart y Jesse Eisenberg, protagonistas de la película de Woody Allen que inaugura el festival, son algunas de las caras famosas de Hollywood que se esperan en la gala inaugural de esta 69 edición de Cannes.

Los organizadores y los políticos locales están interesados en mantener la atmósfera exuberante y exclusiva que rodea al festival pero sin perder de vista la seguridad de los asistentes. Por eso se establecerá un estricto control de todos los propietarios de embarcaciones que quieran entrar en la bahía de Cannes durante los 11 días que dura el festival.

El alcalde de la ciudad, David Lisnard, defendió el enfoque de alta seguridad a principios de esta semana, diciendo: «Cannes debe protegerse, no por los cócteles y las fiestas si no porque se trata de un evento profesional de alto nivel que trae prestigio a Francia».

Lisnard reclutó a un ex general de las Fuerzas de Defensa de Israel, Nitzan Nuriel, para consultar sobre la posibilidad de un ataque terrorista en el festival. Y por ello las fuerzas de seguridad francesas simularon un ataque a la sede emblema del certamen, el Grand Palais.

Ensayo de un ataque terrorista en el Grand Palais de Cannes

Las imágenes de vídeo de la simulación muestran a cuatro hombres enmascarados, vestidos de negro y con ametralladoras, que emergen de un coche y disparan a transeúntes imaginarios y agentes de policía. Los equipos médicos asisten a los heridos que yacen en el suelo usando los baberos rojos. En un ejercicio separado, un equipo de agentes de desactivación de bombas ensayaba la desarticulación de un artefacto explosivo.

Esta demostración pública de la preocupación por un ataque terrorista inquietó a algunos de los invitados al festival, pero Lisnard defendió la decisión de realizar este tipo de ensayos: «El ejercicio de ensayo ayuda a prepararse para la realidad y a limitar el riesgo», dijo a la revista francesa Le Point.

De cara al público, la única diferencia notable entre la seguridad de esta edición y las pasadas es el cambio de vestuario del personal de seguridad del Palais, responsables de la exploración y la búsqueda en las bolsas de cualquiera que entre en el lugar. Sus trajes de dos piezas, normalmente de color beige, han cambiado a azul.

Lo último en Cine

Últimas noticias