Cultura

Éxito en Londres

El mundo de Charlie Billingham

El mundo de Charlie Billingham
0 Comentar

Este joven artista inglés de tan solo 33 años inaugura el próximo 17 de noviembre su primera exposición en nuestro país, en la galería madrileña Travesía 4 con sede también en Guadalajara (México). Durante la pasada edición de Frieze, el stand de Travesía 4, engalanado principalmente con obra de Billingham causó sensación entre coleccionistas que ya esperan expectantes su próxima muestra. Charles Saatchi, el famoso mecenas declarado como artehólico es, entre otros, seguidor de su obra. ¿Cuál es el secreto de Billingham? Billingham captura el humor febril pero caprichoso del teatro del siglo XVIII y XIX, con un estilo irreverente y burlón elaborando instalaciones y lienzos decorativos empleando un lenguaje que toma prestado del diseño de interiores, la historia del arte, las artes gráficas y la estampación. Los personajes de Billingham inspirados en ilustraciones satíricas británicas de las épocas que tanto juego han dado en novelas y teatros: la época de la Regencia (1811 – 1820) y la época georgiana (1714 – 1830) son transformados y descritos por el propio Billingham como “un símbolo de un cierto tipo de gusto”.

A pesar de sus caracterizaciones históricas y novelescas, estos personajes son una interpretación de la sociedad actual, de escenarios que se ven y a los que se va para ser vistos, de ambientes para exhibir nuevas modas y difundir chismes. En la siguiente exposición, a través de 20 obras, Billingham nos muestra el mundo absurdo lleno de sátira. Personajes de robustos vientres, traseros desproporcionados en divertidas perspectivas, con monóculos, pelucas empolvadas, bajo las vestimentas teatrales de la época, junto con uno de los protagonistas del mundo del cuento: el príncipe Rana creado por los hermanos Grimm que ha inspirado muchas otras obras, llenas de mitos y leyendas que se aplican en nuestra vida actual. Las pinturas de Billingham se identifican por sus marcadas y profundas líneas caricaturescas que resaltan la superficie, el pigmento y la textura. En esta exposición el pintor utiliza la pintura acrílica, el óleo y el spray aplicándolo no solamente en lienzos sino en tapices, pinturas de pared o paneles de madera.

Charlie Billingham estudió en la Royal Academy of Arts de Londres donde estudiaron entre otras grandes figuras de la pintura inglesa Peter Blake o David Hockney y ha expuesto ya en varias galerías internacionales. Su obra no te deja indiferente, ya sea por su divertida temática como por su claro atrevimiento y su atractiva sátira. Aunque a algunos les pueda parecer de aspecto algo atemporal, está completamente inmersa en las dinámicas crítico-burlescas del arte contemporáneo. Es precisamente a través de esos elementos que nos recuerdan a los grabados de unas épocas pasadas cuando podemos cobrar mayor conciencia del significado de la obra en general, y, de igual manera, entender el éxito cada vez mayor del artista.

Realmente dentro de las dinámicas del arte contemporáneo nos podemos encontrar con arte más serio, como puede ser el conceptual, más atractivo, como es el minimalismo, o con una identidad más fugaz, como el pop o el grupo japonés kaikai kiki, integrado por artistas como Murakami o Nara, pero sin duda uno de los géneros más populares, siempre ha sido el de la sátira. Un escenario que todos disfrutamos, fácilmente entendible y que nos permite disfrutar el arte con humor.

Últimas noticias

Lo más vendido