Caos sanitario en Torrevieja: De 16 horas de espera para ser atendido a más de tres días en un pasillo

ANA BARCELÓ
Ana Barceló, en su etapa al frente de la Consejería de Sanidad valenciana.

El caos sanitario del hospital de Torrevieja relatado por familiares de los propios pacientes: de 16 horas de espera para una camilla a 3,5 días sobre otra de esas camillas a la espera de ser atendido.

La falta de facultativos y de personal que vive el hospital de Torrevieja sin que la consejera de Sanidad del Gobierno valenciano de Puig, Oltra y Podemos, la socialista Ana Barceló, tome cartas en el asunto va mucho más allá de las denuncias de los sanitarios a través de su comité de empresa: ha llegado a las redes sociales.

La sobresaturación del sistema, con camas en los pasillos, boxes abarrotados y esperas interminables no se limita sólo a palabras. Para hacerse una idea del caos sanitario que se vive en ese hospital sólo hay que recabar los testimonios de algunos familiares de esos pacientes. Uno de ellos, según relatan, ha tenido que ver como un familiar muy próximo ha pasado más de tres días en una camilla a la espera de ser atendido.

Por otra parte, una mujer declaraba ante las cámaras de Televisión Torrevieja que un familiar había esperado 16 horas para que pudieran proporcionarle una camilla. La mujer llegó a las 15,30 horas del 30 de noviembre. No pudo ser atendida hasta las 6,30 horas del 1 de diciembre: 16 horas. Fue entonces cuando le proporcionaron a la paciente una camilla. Posteriormente, tuvo que esperar dos horas y media más, hasta las 9 de la mañana, para entrar en un box y que fuera atendida: Más de 18 horas después de su llegada. Pero, esa familiar de la paciente también relataba que en ese tiempo había presenciado escenas de ancianos y niños que tenían que esperar horas y horas. Y también la indignación y paciencia del personal del hospital que no podía dar más de sí. 

La saturación llegó hasta tal punto, que entre la madrugada y el día de ayer, se produjeron tres hechos significativos que explican la situación: uno, la recomendación desde el comité de empresa de que los pacientes se dirigieran a otros hospitales y centros próximos porque el hospital de Torrevieja estaba saturado. Otro, la llamada del jefe de la guardia del hospital al 112 para advertir de que Urgencias del hospital de Torrevieja estaba hasta los topes, que no daban abasto y que resultaba conveniente que derivaran a nuevos pacientes a otros centros próximos. Y, el tercero, la llamada de un médico a la Guardia Civil para relatar la situación y el agobio que facultativos y sanitarios estaban viviendo. El personal está muy agobiado por toda esta situación y hace lo que puede. Han solicitado la dimisión de la gerente, el director y el subdirector médico. Pero, de momento, tendrán que esperar más.

Lo último en Alicante

Últimas noticias