El Holandés Errante: ¿Puede la ciencia explicar la aparición de un barco fantasma?

El Holandés Errante: ¿Puede la ciencia explicar la aparición de un barco fantasma?
El Holandés Errante: ¿Puede la ciencia explicar la aparición de un barco fantasma?

Prácticamente todo cuanto parece sobrenatural acaba por ser desmentido por la ciencia. Es decir, hay un motivo empírico por el que suceden las cosas y rara vez o nunca es por arte de magia o por esoterismo. Pero, ¿se puede explicar empíricamente la aparición del barco fantasma conocido como Holandés Errante?

Sin duda, la de esta embarcación es una de las leyendas más conocidas y singulares. Su historia se remonta al siglo XVIII, cuando los marineros de la época comenzaron a informar de un barco fantasma que surcaba los mares.

Sin embargo, el origen todavía es anterior a estas fechas. Para encontrarlo, nos hemos de marchar hasta el año 1641, cuando Hendrik van der Decken regresaba hacia Ámsterdam desde la India atravesando el peligroso Cabo de Buena Esperanza. Como podrías imaginar, topó con una tormenta a la que el capitán hizo caso omiso y acabó por hundir el barco.

Sin embargo, la historia de este neerlandés permaneció. De hecho, se le llamó loco y borracho, y se hizo tan famosa, que incluso Richard Wagner le dedicó una ópera en 1843.

¿Qué pasa realmente con el Holandés Errante?

Pero, ¿realmente los avistamientos de este barco fantasma son reales? Se dice que incluso el rey Jorge V ha sido capaz de ver la embarcación. Entonces, ¿de verdad sigue surcando los mares con su tripulación ya fallecida?

Según la ciencia, el fenómeno que ven los marinos es el conocido como Fata Morgana. ¿Qué es esto? Es un efecto que se produce debido a la refracción de la luz, que causa que dicha luz se doble en diversas temperaturas del aire.

Para entenderlo mejor, ¿has mirado alguna vez hacia el horizonte en una carretera en un día de mucho calor? Si es así, habrás visto las ondas que se mueven sobre el suelo. Pues algo parecido sucede aquí, salvo que en el caso de los barcos la luz dobla sobre el agua, por eso parecen barcos como flotando o doblados. Obviamente, se observan tan lejanos que al acercarse ya no queda nada salvo la impresión de ver fantasmas.

Este fenómeno se suele dar en días cálidos, dado que las masas de aire caliente se posan sobre las de aire frío en el agua, provocando una inversión térmica que produce estas extrañas alucinaciones.

Una vez más, la ciencia tiene explicación para aquello que muchos consideran sobrenatural. No cabe duda de que los barcos fantasmas no existen, así que puedes seguir camino tranquilo a través del océano, ya que este peligro realmente no es tal.

Lo último en Ciencia