Independentismo en Cataluña

Los historiadores separatistas dicen ahora que Inglaterra tuvo una «reina catalana»: Catalina de Aragón

Catalina de Aragón
Los historiadores separatistas aseguran que Catalina de Aragón fue la "reina catalana de Inglaterra".

Los historiadores separatistas siguen en su firme idea de utilizar datos falsos e inexactos con el fin de afirmar que personajes relevantes de la historia fueron catalanes, como los hermanos Pinzón, Colón, Cervantes o Da Vinci. Ahora aseguran que Catalina de Aragón fue «la reina catalana de Inglaterra».

Catalina de Aragón fue uno de los cinco hijos que tuvieron Fernando II de Aragón e Isabel de Castilla, conocidos como los Reyes Católicos. Catalina fue reina consorte de Inglaterra entre 1509 y 1533 por ser la primera esposa del Rey Enrique VIII de Inglaterra, que reinó en el país anglosajón hasta su muerte en 1547.

La hija de los Reyes Católicos nació en 1485 en Alcalá de Henares (Madrid), pero los separatistas catalanes aseguran que su lugar de origen fue otro distinto: «Existen pruebas fehacientes de que en más de una ocasión, la ciudad de ‘Alcalá’ se ha utilizado para sustituir en la documentación a la villa de Alicante, en la costa mediterránea». Así lo asegura el Institut Nova Historia en un artículo colgado en su web. Esta institución está financiada con fondos públicos de las instituciones catalanes y tiene entre sus objetivos apropiarse de figuras clave de la historia de España para convertirlas en catalanas.

«Catalana de pleno derecho»

Los separatistas se apoyan en una tesis defendida por Pep Mayolas, uno de los investigadores independentistas que afirman que el filósofo holandés Erasmo de Róterdam fue en realidad catalán e hijo de Cristóbal Colón, también catalán. «Estamos ante una figura catalana de pleno derecho», asegura Mayolas en alusión a Catalina de Aragón.

El historiador separatista defiende que si la reina realmente nació en Alicante, «esto aumentaría las probabilidades de que fuera bautizada por el obispo titular de Valencia y de Cartagena, el cardenal catalanoparlante Rodrigo de Borja, futuro papa Alejandro VI, durante una estancia en el reino de Valencia que la historia ha borrado».

Pep Mayolas alude también a trabajos realizados por el hispanista holandés Govert Westerveld: «Los estudios del hispanista holandés Govert Westerveld sobre el reflejo de Isabel la Católica en la moderna figura de la reina en el juego de ajedrez, así como en el juego de damas, permiten intuir una presencia mucho más regular de la monarquía en tierras valencianas que no se desprende de los documentos».

El historiador separatista sostiene que Catalina de Aragón creció en un «entorno catalanoparlante» por el cual pudo «dominar» las «tres principales lenguas románicas peninsulares», que serían, según Mayolas, «el catalán, el castellano y el galaico-portugués».

Desde el Institut Nova Historia se defiende que Catalina de Aragón zarpó desde Alicante hacia tierras anglosajonas en mayo de 1501, antes de que tuviera los 16 años de edad. «Zarpó hacia Gran Bretaña para casarse con Arturo, príncipe de Gales. Viuda desde 1502, se casó con el hermano de su marido cuando éste se convirtió en el rey Enrique VIII de Inglaterra en 1509», señala el artículo.

«Correspondencias en catalán»

Los historiadores independentistas señalan que Catalina de Aragón «mantuvo una intensa correspondencia en catalán con personalidades humanistas de la época» y poniendo como ejemplos a Isabel de Requesens, virreina de Nápoles, Beatriz de Chiaromonte, reina de Hungría, o Juan Luis Vives, humanista valenciano. Sobre Vives hacen especial hincapié en que mantuvo con él «una estrecha amistad». «El profesor valenciano dejó testimonio por escrito que ‘la reina de Inglaterra y él eran de la misma nación’ y también que ‘hablaban la misma lengua’», se añade.

Catalina de Aragón tuvo una hija, María I de Inglaterra, que reinó en el país anglosajón desde 1553 con Felipe II hasta su muerte en 1558. «Se tiene constancia de que sabía hablar y escribir en catalán», asegura Pep Mayolas.

El investigador independentista hace un análisis de la trayectoria de Catalina de Aragón como reina de Inglaterra hasta llamarla al final «reina catalana». «La vida de la reina catalana culmina con Inglaterra separada de la comunión romana, el obispo Fisher y el ex canciller Moro decapitados, los frailes cartujos martirizados salvajemente, y su confesor, John Forest, atormentado sin compasión por los sicarios de Enrique», afirma Mayolas.

El artículo culmina con un avance de lo que serán «trabajos más extensos» que abordarán la «vida en tierras catalanas» de Catalina de Aragón. «La figura de Catalina de Aragón está considerada como el punto de inicio del feminismo en Inglaterra y, junto con Tomás Moro, la personalidad más destacada del humanismo inglés. Su final triste y solitario a los 50 años de edad en el castillo de Kimbolton, el 7 de enero de 1536, no hace para ella y abre expectativas, no sospechadas hasta ahora, de una segunda parte de vida en tierras catalanas que procuraremos explorar en trabajos más extensos. Sea como sea, el caso es que somos, sin duda, ante una de las grandes damas de la historia universal», sentencia el historiador separatista.

Lo último en España

Últimas noticias