Embarazo

Cuál es la temperatura basal normal para quedarse embarazada

Temperatura basal embarazada
Descubre qué es la temperatura basal y cuántos grados considerar
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

¿Quieres quedar embarazada pero el bebé tarda en llegar? Hay un método muy sencillo que puedes probar para aumentar tus posibilidades de concebir : puedes, es decir, tener presente cuál es tu periodo fértil, para estar segura de tener relaciones cuando te sea más fácil quedar embarazada. Para encontrar el momento del mes en el que es más probable que concibas , existen métodos naturales y no invasivos, como medir la temperatura basal de modo que vamos a explicarte ahora en qué consiste y cuál es la temperatura basal normal para quedarse embarazada.

Cuál es la temperatura basal normal para quedarse embarazada

Sin embargo, primero debemos decir que, cuando decides ampliar tu familia, poder quedar embarazada puede no ser tan fácil: muchas mujeres tienen dificultades para concebir. Esto puede deberse a diversos factores , desde físicos hasta psicológicos (estrés y ansiedad), pasando por el estilo de vida que, en ocasiones, puede dificultar el inicio del embarazo (por ejemplo, una dieta inadecuada, sobrepeso y obesidad, alcohol y tabaquismo).

Si tú también estás intentando tener un bebé pero aún no llega, además de realizar todos los controles necesarios, puede resultarte útil saber cómo hacer un seguimiento de tu periodo fértil. Veamos juntos cómo a través de uno de los primeros pasos que es la medición de la temperatura basal.

Y es que aunque son muchos los aspectos que hay que cuidar a la hora de conseguir quedarse embarazada, como por ejemplo, hay que prestar atención a la dieta y también a lo que son los días fértiles, también juega un papel fundamental lo que ahora queremos a darte a conocer: la temperatura basal.

Si tú quieres ahora tener un hijo y deseas lograrlo de la forma más rápida posible, sigue leyendo. A continuación te vamos a exponer todos los datos que necesitar tener claros acerca de esa temperatura que será tan importante en la consecución de tu objetivo:

¿Qué es la temperatura basal?

Bajo el término que nos ocupa se encuentra lo que es la temperatura que tiene el cuerpo humano después de que la persona en cuestión haya dormido durante al menos cuatro o cinco horas.

Como hemos mencionado al principio, se considera que conocer la temperatura de la mujer puede ayudarle a lograr quedarse en estado. ¿Por qué? Porque se ha establecido que gracias a la misma se puede saber cuáles son sus días fértiles.

En concreto, esa teoría parte de la idea de que la fémina antes de la ovulación tiene una temperatura más baja mientras que aumenta, al menos en dos décimas, una vez que ya se ha producido la ovulación, que es cuando es más fértil. Y esa subida es algo que está causado por la progesterona, que se mantendrá en niveles altos hasta que vuelva a tener lugar la siguiente menstruación.

¿Cómo se mide la temperatura basal?

Para poder tener claro que es el momento oportuno para tener relaciones sexuales y conseguir el embarazo, hay que llevar a cabo una exhaustiva medición de la temperatura basal. En concreto, esa acción se tiene que sustentar en los siguientes pilares:

  • Hay que ser constante, ya que se recomienda tomarla a diario durante unos tres meses.
  • La temperatura se tiene que medir siempre con el mismo termómetro y en idéntica postura, a ser posible también a la misma hora. En todo momento tiene que ser antes de levantarse de la cama por la mañana.
  • Es fundamental que la tarea que nos ocupa se lleve a cabo antes también de beber agua, de hacer ejercicio, de fumar e incluso, hay quienes consideran que de hablar.
  • La medición se tiene que llevar a cabo vía vaginal, rectal, axilar o bucal. Se establece que no se debe optar por acometer esa acción en la oreja.
  • Aunque se puede optar por hacer uso de un termómetro digital cualquiera, lo cierto es que en las farmacias existen ya lo que se conoce como termómetros basales, que se considera que son más precisos y adecuados.
  • El registro que se lleve a cabo de la citada temperatura se puede acometer de varias formas. Así, se puede optar simplemente por ir anotando a diario en una libreta las tomas o decantándose también por recurrir a una hoja de Excel, que luego permitirá realizar un gráfico. Este ayudará enormemente a ver cuándo se producen las subidas y las bajadas que son importantes saber en pro de lograr el embarazo.

¿Qué cambios de temperatura estoy buscando?

En el transcurso de un ciclo menstrual regular de 28 días, la temperatura corporal normal es de alrededor de 36,5 grados centígrados. Justo antes de ovular, es probable que tu temperatura baje a alrededor de 36,2 grados. Es normal que esto suceda alrededor de los días 13-14 del ciclo. Luego, justo cuando ovulas, tu temperatura aumentará y continuará subiendo hasta que mida alrededor de 37 grados, donde permanecerá hasta justo antes de que tengas tu período.

En general, es necesario que las mujeres registren su temperatura corporal basal durante aproximadamente 3 meses o más antes de que vean que se produce un patrón predecible. Se necesita tiempo para generar confianza en poder predecir la ovulación a través de las variaciones de temperatura y otros cambios corporales.

¿Qué otros cambios pueden decirme que estoy ovulando?

Tu moco cervical cambiará de ser escaso y espeso a ser más acuoso, como clara de huevo clara. Esto se debe a que las células dentro de él cambian y se alargan para ayudar a que los espermatozoides naden hacia arriba y a través del cuello uterino hacia el óvulo.

Otros datos de interés

Para que puedas ser más conocedora aún de la temperatura basal y de todo lo que significa la misma, hay que tener en consideración otros aspectos relevantes como estos:

  • El aumento de la temperatura corporal se va a producir dos o tres días antes de la ovulación y se mantendrá hasta uno o dos días antes de que llegue la menstruación.
  • Tanto si la temperatura se mantiene pocos días como si sube pero baja rápidamente eso puede indicar algún problema. En concreto, puede servir para conocer que la mujer tiene muy baja la progesterona o que el llamado cuerpo lúteo no funciona como debería.
  • En el caso de que lo que suceda es que la temperatura es muy baja o muy alta durante el ciclo, eso puede indicar que sufre un problema de hipotiroidismo o hipertiroidismo, respectivamente.
  • Si durante el tiempo que se realiza este registro la mujer hay días que duerme menos de cuatro horas o que enferma y tiene fiebre, debe anotarlo también.
  • De la misma manera, hay que saber que toda ovulación va asociada de manera irremediable a una subida de la temperatura. No obstante, esta pueda subir sin que haya ovulación.
  • La temperatura se ha de tomar durante cinco minutos y durante este tiempo la mujer tiene que permanecer tranquila, sin moverse y sin hablar.
  • El moco cervical es otro de los elementos que se pueden tener en consideración, junto a la temperatura basal, para saber cuáles son los días más fértiles de la fémina y cuando es, por tanto, cuando tiene más probabilidades de quedarse embarazada.

Lo último en Bebés

Últimas noticias