Salud

Qué hacer si los niños tragan un poco de agua del mar o de la piscina

tragar agua
Qué puede pasar si los niños tragan agua en el mar o la piscina

Pasar el verano en la playa o yendo a la piscina es algo recurrente en la vacaciones de muchas familias, de modo que debemos estar siempre alerta con respecto a cómo los niños se comportan en el agua y vigilar que no traguen agua ya que puede provocarles diversas molestias.

Qué hacer si los niños tragan un poco de agua del mar o de la piscina

tragar agua

Aunque el hecho en sí de tragar un poco de agua de mar o del agua de la piscina no tiene porque ser algo grave, sí que puede derivar en pequeños problemas de salud, debido a que en realidad lo que se tragan es el salitre o sal del mar o el cloro de la piscina.

De hecho debemos tener cuidado al ir a la piscina con el nivel de cloro que haya en el agua, ya que si es muy elevado, los niños pueden sufrir irritaciones en los ojos o afecciones respiratorias como asma, y en el caso de tragar agua, es posible que experimente una intoxicación, que se manifestará con náuseas, vómitos y malestar o dolor estomacal.

Lo mismo ocurrirá en el mar aunque tal vez en menor medida. La irritación de ojos será mucho más leve, pero si el niño traga mucha agua salada, es posible que note dolor de barriga y también, que tenga la sensación de boca sedienta debido a que el agua de mar tiene aproximadamente un 3% de sal, por lo que los riñones tienen que retirar agua de nuestro cuerpo para diluir la sal extra que el niño haya tragado y con ello, sentirá que tiene más sed de lo normal.  y esto nos hace sentir más sedientos.

¿Cómo prevenir?

En el caso de ir a la piscina o a la playa con los niños, podemos prevenir con algunas pautas de acción que serán fáciles de aplicar.

  • Si vamos a la piscina, será bueno comprobar si estas reúnen todos los permisos y condiciones necesarias 
  • No dejar que los niños se metan en el agua de la piscina si notamos que huele fuerte ya que podría indicar que el nivel del agua es muy alto.
  • Vigilar bien a los niños dentro del agua y acompañarlos tanto en el mar como en la piscina para que no traguen agua o de hecho, impedir que jueguen a por ejemplo hacer burbujas con la boca ya que seguramente acabarán tragando agua.
  • Evitar que la permanencia dentro del agua sea demasiado prolongada.
  • Tener un cuidado especial con los niños que sean los menores de tres años y también con niños predispuestos al asma.
  • En el caso de que vayamos a la piscina, será mejor que sea al aire libre, antes que cubierta, y debemos evitar aquellas que tienen poca ventilación.
  • En caso de que el niño trague agua, será bueno darle agua potable cuanto antes y estar alerta a las posibles molestias que pueda desarrollar.

Lo último en Bebés

Últimas noticias