Embarazo

Cuperosis durante el embarazo: Causas y cómo tratar

La cuperosis es un problema dermatológico que puede aparecer de forma repentina cuando se está embarazada. Descubre las causas y como tratar.

cuperosis
Descubre las causas y tratamiento de la cuperosis durante el embarazo

Durante los nueve meses de embarazo, las mujeres pueden sufrir distintos problemas que tienen que ver con la piel. Uno de ellos son la aparición de manchas y en especial que se produzca cuperosis, que aunque algo alarmante, tiene solución a través de un tratamiento adecuado.

Cuperosis durante el embarazo: Causas y cómo tratar

cuperosis

La cuperosis es un problema dermatológico relacionado con la dilatación de los vasos sanguíneos en la zona de la cara y de forma especial es algo que se puede producir durante el embarazo como resultado de la mayor cantidad de sangre que circula en el organismo de la futura madre, cuando también los vasos sanguíneos (los tubos delgados dentro de los cuales fluye la sangre) se dilatan.

Debido a las hormonas del embarazo, todos los vasos son menos tónicos, y se «relajan» más para facilitar el flujo sanguíneo. Sin embargo, si los vasos sanguíneos se dilatan demasiado, la sangre fluye más lentamente y, por lo tanto, puede estancarse en los tejidos, lo que obliga a las venas y capilares (los vasos más superficiales) a relajarse más. De esta manera, la piel facial puede enrojecerse fácilmente, hasta convertirse en cuperosis o rosácea, caracterizada por la aparición de pequeñas «venas» en los lados de la nariz. El problema se intensifica durante el invierno, cuando el paso brusco del frío al calor interno de los ambientes obliga a los capilares de la piel a una contracción y dilatación bruscas, que se hinchan y hacen que fluya más sangre al área. Una vez que se acostumbran al nuevo clima, los capilares se encogen, haciendo desaparecer el enrojecimiento de la cara que habían determinado.

Cómo tratar la cuperosis durante el embarazo

Si estás embarazado y has notado que tu cara se enrojece a causa de los capilares dilatados, es necesario prestarle especial atención a la piel de esta zona del cuerpo porque está más fácilmente sujeta a agresiones externas (como smog o frío).

El tratamiento más recomendable que podemos seguir es la aplicación de cremas anti-enrojecimiento específicas. Estos cosméticos generalmente se basan en sustancias calmantes y fortalecedoras que actúan sobre la circulación superficial de la piel, ayudando a la piel irritada a resistir mejor las agresiones ambientales.

Por otro lado, será bueno realizar una acción tan sencilla como taparse las mejillas con las manos cuando pases de frío a calor.Con esta medida, se reduce el cambio brusco de temperatura y se evita que los capilares se expandan repentinamente.

Aunque significativamente alarmante, los casos en los que aparece cuperosis estando embarazada suelen resolverse de manera natural una vez se ha dado a luz, pero en el caso de que hayas tenido este problema y se haya mantenido una vez has tenido a tu bebé, debes acudir a un dermatólogo para que te ofrezca un tratamiento adecuado.

Lo último en Bebés

Últimas noticias