Viajes

5 consejos para que los niños no se mareen en el coche

Viajar sin haber comido antes o distraer a los niños con música son algunas de las claves para poder evitar que se mareen en el coche.

mareo coches niño
Los mejores consejos para evitar que los niños se mareen en el coche al viajar

Viajar en coche, especialmente cuando se trata de trayectos largos, puede provocar que los niños sientan que la cabeza les da vueltas. Para evitar esos mareos de los niños en el coche, existen pequeños trucos o consejos que nos servirán en caso de que tengamos planeado irnos de vacaciones de verano en coche o en caravana.

5 consejos para evitar los mareos de los niños en el coche

mareos niños

Puede que los niños estén emocionados ante la idea de que vayamos a salir de viaje en coche para poder disfrutar por fin de las vacaciones de verano, pero debemos pensar que tal vez, a mitad de trayecto comiencen los mareos, e incluso los vómitos, así que para poder garantizar un viaje tranquilo o que tengamos que hacer repetidas paradas, podemos aplicar estos cinco consejos que sin duda, serán eficaces.

  1. Presta atención a los alimentos previos al viaje. Es una de las primeras normas para viajar con niños en coche y más cuando se trata de un trayecto que va a durar horas. Es aconsejable, evitar los alimentos grasos y/o demasiado copiosos antes o durante el viaje en automóvil. Si tu viaje es corto, es importante evitar las comidas por completo hasta llegar a su destino. En cambio, para un viaje largo, un refrigerio pequeño e insípido como galletas saladas y algunos sorbos de agua es menos probable que provoque un dolor de estómago o que los niños se mareen antes de llegar a nuestro destino.
  2. No dejes a los niños que jueguen o que lean. Cuando los niños se ponen a jugar un videojuego o a leer en el asiento trasero, sus ojos están enfocados a pocos metros de distancia, lo que envía una señal de inmovilidad al cerebro. Mientras tanto, el oído interno va siguiendo el movimiento de la máquina. Cuando los ojos y el oído interno envían señales mixtas al cerebro, el conflicto resultante puede causar náuseas. Para evitar esto, es mejor animar a los niños a que miren desde las ventanas del coche y mejor si es desde el parabrisas que la ventana lateral ya que ver pasar a los coches en movimiento constante puede hacer también que se mareen.
  3. Abre la ventana. La ventilación con aire fresco del exterior puede ayudar a prevenir los mareos, en especial cuando ya ha comenzado. Es importante no perder la calma y pedir al niño que se relaje y respire el aire que entra por la ventana.
  4. Ofrece distracciones . Si tu hijo o hija es propenso a marearse en el coche, intenta distraerle a juegos como el de las adivinanzas o hacer que escuchen música con los ojos cerrados.
  5. Tomemos descansos repetidos. Cuando tenemos que hacer un viaje largo en coche, debemos programar también las paradas, para poder bajar y caminar. En caso de aprovechar la parada para aliviar el mareo del niño o niña tener una nevera en el coche, puede ser útil colocar algo fresco en su frente.

Lo último en Bebés

Últimas noticias