Consejos para hacerse tatuajes en el embarazo

tatuajes en el embarazo
Consejos para hacerse tatuajes en el embarazo

Cada vez son más las personas que están tatuadas. De ahí que podamos encontrarnos con gestantes que quieren hacerse un tatuaje. Si tú eres una de esas, te interesa seguir leyendo. Y es que, a continuación, te vamos a dar a conocer los consejos más importantes para hacerse tatuajes en el embarazo.

Se trata de recomendaciones y advertencias que son relevantes en pro de no llevar a cabo ninguna acción que pueda ser perjudicial para el bebé. Toma nota:

¿Por qué hacerse un tatuaje en el embarazo?

Muchas son las razones que pueden llevar a una mujer a querer realizarse un tatuaje justo cuando está esperando un hijo. Así, no solo puede ser por una cuestión estética sino también porque siempre ha querido hacerse uno. No obstante, lo más habitual es que se tome la decisión de llevarlo a cabo en ese momento como una manera de guardar para siempre un recuerdo de ese momento tan especial.

Consideraciones previas

Antes de entrar de lleno en los riesgos o consejos para hacerse tatuajes durante el embarazo, es esencial tener en cuenta una serie de cuestiones importantes como son las siguientes:

  • Realizarse esos en los primeros momentos de la gestación puede generar que ese tatuaje se acabe deformando. Y es que la mujer va a aumentar de peso y, aunque la piel es muy elástica, si engorda más de 10 kilos el dibujo que se haya realizado se va a “desvirtuar”. Es más, donde más se notará ese cambio es en el vientre.
  • Si el tatuaje se lleva a cabo en una zona donde es habitual que surjan estrías durante el embarazo, lo más probable es que también se va a modificar de forma contundente.
  • Según algunos estudios realizados al respecto, se considera que cabe la posibilidad de que los productos químicos que se utilizan para realizar el tatuaje pueda afectar el desarrollo del feto durante sus primeras doce semanas.

tatuajes en el embarazo
Hay que conocer los riesgos

Riesgos de hacerse tatuajes durante la gestación

Una vez que has podido descubrir toda esa información que te hemos dado, llega el momento de que puedas conocer cuáles son los riesgos de hacerse un tatuaje mientras que se está esperando un hijo:

  • Uno de los motivos por los que no está especialmente recomendado llevar a cabo esa acción durante el embarazo es porque la mujer tiene su sistema inmunológico más debilitado. Esto lo que trae consigo es que tenga más facilidad para sufrir una infección o una enfermedad de tipo contagioso.
  • Si no se elige un tatuador profesional y que cumple con todas las garantías de seguridad, se puede sufrir un contagio de VIH.
  • De la misma manera, no podemos pasar por alto tampoco que en este momento su sensibilidad es mayor y su piel es mucho más “débil”. Eso supondrá no solo que pueda sentir más dolor durante la realización del tatuaje sino que también es más fácil que pueda sufrir una reacción alérgica.

Consejos para un tatuaje con seguridad

tatuajes en el embarazo
Confiar en un tatuador profesional

Además de todo lo expuesto, es fundamental que seas consciente de cuáles son los principales consejos para realizar un tatuaje durante el embarazo con seguridad:

  • El tatuador que elijas debe ser profesional, tiene que contar con unas instalaciones limpias y debe hacer uso de guantes durante todo el proceso.
  • Es fundamental que te cerciores de que todas las agujas que usa son nuevas y desechables.
  • Los vendajes que utilice debes comprobar que estaban empaquetados correctamente y sin abrir así como que son estériles.
  • La tinta que emplee también debe estar en un envase cerrado dejando patente que sea nueva.
  • De la misma manera, tienes que decantarte por confiar en un tatuador que cuente con uno de los llamados equipos de esterilización.

A grandes rasgos, estos son los aspectos más importantes que debes tener en consideración a la hora de pensar si realizarte o no un tatuaje durante el embarazo. Eso sí, ten presente que lo recomendable es evitar llevarlo a cabo en esos nueve meses por los riesgos que se pueden llegar a correr. Es más, lo aconsejable es incluso esperar a que pase la lactancia para hacérselo.

Y no olvides que siempre puedes recurrir a un tatuaje de henna, que no entraña riesgos en principio, aunque, eso sí, te durará únicamente un par de semanas.

Últimas noticias