Claves para hacer una buena papilla

papilla
Claves para hacer una buena papilla
Comentar

Es cierto que a la venta hay numerosos potitos y purés que tienen una gran calidad. No obstante, no es menos cierto que son muchos los adultos que, en lugar de comprar esos productos para sus hijos, prefieren prepararlos en casa. Si tú estás pensando en hacerlo, deber saber cuáles son las claves fundamentales para elaborar una buena papilla.

Sigue leyendo y descubrirás los aspectos más importantes a tener en cuenta:

Higiene fundamental

papilla
La higiene es clave

Sin lugar a dudas, para poder conseguir la mejor papilla, la que más guste a tu pequeño y la que cuente con la mejor calidad debes extremar la higiene al máximo. Con esto nos referimos a respetar las siguientes normas:

  • Lávate muy bien las manos antes de comenzar la elaboración.
  • Limpia a fondo los cuchillos y demás enseres que vayas a utilizar, tales como cazos, pelador, ollas o batidora.
  • Ni que decir tiene que todos los alimentos que vayas a emplear tienen que estar también perfectamente limpios. De esta manera, en el caso de frutas y verduras, por ejemplo, evitarás que los productos fertilizantes que se les añadieron en su cultivo puedan llegar a tu bebé.

Tener en cuenta la edad del bebé

papilla
Tener en cuenta la edad del bebé

Por supuesto, otro aspecto fundamental es que debes tener en cuenta la edad del pequeño. Y es que es la manera de que puedas prepararle la papilla con los productos que puede comer. Parece algo obvio, pero hay adultos que se equivocan e introducen en las papillas alimentos que no son recomendados para sus hijos a cierta edad porque, entre otras cosas, pueden provocarles alergias alimentarias.

Por eso, consulta a tu pediatra y sigue sus recomendaciones acerca de los productos que ya puede tomar tu hijo o hija.

Productos frescos y de calidad

papilla
Productos frescos

Ni que decir tiene que para conseguir el resultado más exquisito y de mayor calidad, debes preparar la papilla haciendo uso de productos frescos y que se encuentren en las mejores condiciones. Por eso, ten claro qué alimentos vas a necesitar para esa papilla y cómpralos ese día en la superficie comercial a la que acudas. Deja de lado los congelados así como los productos que no presenten su mejor aspecto. Piensa que depende de tu decisión el que el pequeño se alimente de la forma más saludable posible, en pro de que pueda crecer sano y fuerte.

Métodos de cocinado

Por supuesto, ten presente que debes poner mucha atención a lo que son los llamados métodos de cocinado. Con esto a lo que nos referimos es al hecho de que lo ideal es decantarte por los que son más saludables. De ahí que lo ideal es apostar por hacer los ingredientes al vapor, por hervirlos o por hacerlos a la plancha.

Es decir, deja de lado el freírlos porque eso hará que tengan más grasa de la recomendada.

Otras claves para hacer una buena papilla

Aunque los consejos que hemos dado a conocer hasta ahora son las claves más importantes para poder elaborar una buena papilla, no te debes olvidar de otros consejos que también te pueden resultar útiles. Toma nota:

    • A la hora de triturar los alimentos que has cocinado y obtener así la papilla en cuestión, no dudes en añadir al vaso de la batidora el agua en el que se han cocinado. De esta manera, aportarás más nutrientes al citado plato.
    • Un truco a la hora de preparar papillas de frutas es hervir ante estas porque se considera que adquirirán una textura más agradable al paladar.
    • Consúltale a tu pediatra si puedes utilizar un poquito de aceite de oliva en base a la edad de tu pequeño. Si no te pone ningún tipo de reparo, ten presente que añadir una pizca del llamado “oro líquido” a tus papillas que no sean de frutas le dará una mayor suavidad a las mismas.
    • Hasta que tu hijo comience a familiarizarse con alimentos sólidos, intenta que las papillas estén lo mejor trituradas posible.
    • Bajo ningún concepto, a la hora de preparar papillas de legumbres, arroz, carne o pescado, vayas a hacer uso de sal. Esta no está recomendada para los más pequeños.

A grandes rasgos, estos son los consejos más importantes que debes seguir para poder obtener una buena papilla para tu hijo. Siguiéndolos ya verás que queda encantado y que su salud está garantizada.

Últimas noticias