Las ventajas de ser un padre igualitario

padre igualitario
Las ventajas de ser un padre igualitario
Comentar

Aún se requieren muchos pasos para poder conseguir que vivamos en una sociedad igualitaria. No obstante, no es menos cierto que, poco a poco, estamos siendo testigos de la existencia de más hombres que apuestan por convertirse en lo que se conoce como padre igualitario.

Si quieres saber realmente en qué consiste ser un progenitor de ese tipo e incluso qué ventajas trae consigo serlo, sigue leyendo. Te lo contamos todo a continuación. Toma nota.

¿Qué es ser un padre igualitario?

Lo primero es tener realmente claro qué significa ser un padre igualitario. Pues bien ese término se utiliza para referirse a ese hombre que viene a dejar de lado por completo los roles que la sociedad patriarcal en la que ha crecido le ha otorgado. Es decir, lleva a cabo una ruptura con los papeles que se le han “inculcado” tales como que el varón no ayuda en las tareas de la casa, que no se encarga de cuidar a los hijos, que su labor es únicamente ir a trabajar y llevar el dinero a la familia…

Por tanto, cuando se habla de padre igualitario se hace referencia al progenitor que se implica por completo en el cuidado y educación de sus hijos, que no duda en conciliar vida profesional y familiar, que comparte con su pareja las tareas del hogar y las relativas a sus pequeños…

Ventajas de ser un padre igualitario

padre igualitario
Aprenderá a darle más valor a los sentimientos y a las emociones

Una vez que has podido saber qué significa el término que nos ocupa, llega el momento de descubrir los beneficios que le aporta al hombre ejercer su rol de padre de la manera citada:

  • Estrechará los vínculos afectivos con su hijo.

  • Tendrá la oportunidad de conocer más en profundidad a su pequeño y también le permitirá darse más a conocer a ese.

  • Disfrutará de momentos irrepetibles al lado del menor que conservará siempre como grandes recuerdos de su vida.

  • Descubrirá el valor y la importancia del papel de padre. Es más tendrá la oportunidad de vivir al máximo la belleza de un amor tan desinteresado como es el de un progenitor hacia su pequeño.

  • Aprenderá a darle más valor a los sentimientos, a las emociones y al tiempo con su hijo que a cualquier cosa material.

  • Diversos estudios llevados a cabo en este sentido han venido a indicar que los hombres que se convierten en padres igualitarios son varones que tienen menos riesgos de sufrir problemas relacionados con su salud física e incluso mental.

  • Aprenderá a estresarse menos. Y es que descubrirá que, aunque el trabajo es muy importante a muchos niveles, no requiere ni preocuparse ni angustiarse porque hay otras cosas más valiosas. Y entre esas está el poder pasar tiempo con sus hijos. Además, el compartir ratos junto a estos le ayudará a desprenderse de cualquier tipo de estrés.

Ventajas de los hijos de padres igualitarios

padre igualitario
Los hijos son más felices

Como has podido ver son numerosos los beneficios de los que puede disfrutar un hombre al ser un padre igualitario. No obstante, no hay que pasar por alto que el tener un progenitor así también genera importantes ventajas a sus vástagos. Entre esas podemos destacar algunas como las siguientes:

  • Les permitirá crecer en un hogar donde no hay patriarcado sino igualdad. Y eso les convertirá en personas que apuestan por la misma, por la libertad y por dejar de lado el sexismo.
  • Disfrutarán de tiempo junto a cualquiera de sus progenitores, lo que supondrá estrechar los vínculos afectivos con ambos y sentirse protegidos, cuidados y queridos por los dos.
  • Se determina, según distintos estudios, que los niños que crecen en un ambiente de igualdad son más felices.
  • De la misma manera, también se viene a indicar que los menores con un progenitor como el que nos ocupa obtendrán mejores resultados académicos y realizarán un estupendo rendimiento escolar.

Más seguros de sí mismos, menos indecisos, sin problemas para mostrar sus sentimientos y con capacidad para poder controlar y gestionar sus emociones. Estas son otras de las características que, según distintas investigaciones, tendrán los niños que cuenten con un padre igualitario.

Dado todo lo expuesto, queda claro que es importante que, cada vez más, los hombres apuesten por ser progenitores sin reminiscencias en su comportamiento de un patriarcado. Y es que al hacerlo no solo disfrutarán de ventajas sino que también lo harán sus pequeños e incluso toda la sociedad en general.

Últimas noticias