Concentración de trabajadores

Los conductores de la EMT de Palma exigen al alcalde socialista Hila que no desmantele la empresa

Instan a tomar medidas contra el presidente de la compañía por perder dos concesiones de línea por el mal servicio prestado

Acusan a la dirección de perder puestos de trabajo y empeorar las condiciones de los trabajadores por su pésima gestión

El Govern echa de Llucmajor y Marratxí a los autobuses de Palma por su pésimo servicio

Ver vídeo

Más de medio centenar de conductores de la Empresa de Transportes de Palma (EMT) se han concentrado esta mañana en la Plaza de Cort, frente al Consistorio palmesano, que celebraba la primera sesión plenaria ordinaria del año. Han exigido la dimisión del presidente de la compañía, el concejal socialista de Movilidad, Francesc Dalmau, del director, Mateu Marcús, tras perder la concesión de dos líneas de la EMT en los municipios de Marratxí y Llucmajor por el pésimo servicio prestado.

En declaraciones a OKBALEARES, el portavoz del comité de empresa, Juan Antonio Salamanca, expresaba el sentir mayoritario del medio millar de chóferes de la empresa municipal de transportes. «Estamos aquí para pedirle al alcalde que tome medidas sobre todo con los responsables políticos de la empresa, el director Mateo Marcús y el concejal Dalmau, para que intente que la empresa no se vaya achicando, no se vaya empequeñeciendo poco a poco».

Para Salamanca, lo sucedido con la retirada por parte del Govern de la concesión de estas dos líneas en Marratxí y Llucmajor «es lo que nos ha llevado a estar aquí». «Nos quitan la concesión de la línea 22 de Cala Blava y Bellavista, y las subidas que hacíamos al Pla de na Tesa y Cas Capità, porque no estamos dando un servicio como toca, porque no se está dando el servicio que se daba antes de la pandemia», apostilla.

Este sindicalista recuerda que «entre los acuerdos de la convocatoria de la huelga que hicimos en septiembre de 2020, estaba el tema de que se iban a reponer las líneas, tal y como estaban antes de la crisis sanitaria. Si se hubieran cumplido o se estuvieran cumpliendo esos acuerdos, no pasaría esto. Como no se cumplen, el Consorcio del Transporte de Mallorca nos ha quitado esas dos líneas».

Para el comité de empresa, lo sucedido «es un ataque a los trabajadores de la EMT porque son puestos de trabajo que no se cubrirán. La línea 22 daba cobertura a dos compañeros, más un descanso, por lo tanto, podían ser cuatro. La línea tres son más aún». Por ello, Salamanca exige al alcalde «tomar medidas en este asunto. Él se comprometió a cumplir los acuerdos de la convocatoria de huelga y no se están cumpliendo y al no cumplirse, estamos cada vez más perjudicados».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias