Vox da la cara por Tarazona y lleva al Parlamento de Andalucía la situación «infrahumana» de sus vecinos

Vox da la cara por Tarazona y lleva al Parlamento de Andalucía la situación «infrahumana» de sus vecinos
Macario Valpuesta (Vox) toma posesión del acta de diputado en el Parlamento andaluz (Foto: Eduardo Briones / Europa Press).

Vox Andalucía ha dado un paso al frente para que el alcalde de La Rinconada, el socialista Francisco Javier Fernández de los Ríos, urbanice de una vez por todas la barriada de Tarazona, cuyos vecinos llevan décadas viviendo en condiciones «infrahumanas».

El Parlamento de Andalucía ha aprobado en la Comisión de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio una proposición no de ley (PNL) presentada por el grupo parlamentario Vox que denuncia la situación «desesperada» de sus residentes: pagan sus impuestos de forma íntegra y viven en un entorno con «alarmantes deficiencias» y «riesgo para la salud pública».

La Asociación de Vecinos y Propietarios de Tarazona denunció recientemente al alcalde socialista ante los juzgados de instrucción de Sevilla por cuatro posibles delitos contra su barriada: desobediencia por autoridad o funcionario público, denegación de auxilio, delito contra los recursos naturales y el medio ambiente y prevaricación administrativa medioambiental.

Tarazona, recordemos, carece de sistema de alcantarillado pese a que sus casi 900 vecinos pagan anualmente 1.200 euros de IBI al Ayuntamiento. Pero no sólo eso. Por sus calles, aún sin asfaltar, transitan plagas de ratas y cucarachas atraídas por las aguas fecales. La recogida de basuras es lamentable y el reciclado, inexistente. Los cortes de luz por la deficitaria red eléctrica son constantes. Tarazona se encuentra cerca de Sevilla y del aeropuerto, pero los autobuses no pasan por su barrio. Nadie osa adentrarse en sus 14 kilómetros de calles sin pavimentar, intransitables con la lluvia.

A pesar de un convenio firmado en 1999 entre el Consistorio local y la comunidad vecinal, el alcalde se lava las manos. Caso omiso y cero predisposición. Los impuestos se pagan religiosamente en Tarazona, pero De los Ríos no revierte allí ni un solo euro.

Los vecinos consultados por OKDIARIO Andalucía aplauden la iniciativa de Vox, un gesto que consideran «maravilloso». «Sólo ellos se han preocupado», defienden. Ya el pasado mes de enero, representantes del partido visitaron la barriada para conocer sus problemas de primera mano.

Situación «infrahumana»

El diputado de Vox por Sevilla en el Parlamento de Andalucía, Macario Valpuesta, ha destacado en su intervención que «la situación de habitabilidad» en Tarazona «es escandalosa y con riesgo para la salud pública».

Es «una urbanización construida al margen de las normas de edificación, no existe alcantarillado ni recogida de aguas residuales, por lo que las viviendas se sirven de pozos ciegos». Esto, además de «problemas sanitarios», conlleva, según el diputado de Vox, «un ataque sistemático al sistema de aguas subterráneas del lugar, con el consiguiente perjuicio de los acuíferos y la contaminación de amplias zonas rurales y urbanas».

Asimismo, Valpuesta ha detallado que «la circulación por la barriada es un verdadero deporte de riesgo para peatones y vehículos por los baches que proliferan por sus calles, por no referirnos a las caídas del suministro eléctrico y otras alarmantes deficiencias de servicios básicos en el transporte y recogida de basuras».

Por ello, señalan que «lo ajustado a derecho es otorgar amparo a unos ciudadanos que pagan sus impuestos y tienen derecho a una regularización no sólo administrativa, sino material y casi humanitaria, ya que están viviendo en situaciones infrahumanas».

Además, incide en la obligación del Ayuntamiento de la Rinconada de urbanizar la zona: «Recordemos que la comunidad de vecinos y el Ayuntamiento firmaron en 1999 un convenio para urbanizar Tarazona definitivamente, regularizando así su situación. Para ello se creó una junta de compensación con participación de los vecinos que debía proceder a las obras de acondicionamiento en el espacio de seis meses desde la firma de dicho convenio. A falta de dicha actuación, el artículo 4 de dicho convenio estipulaba que la urbanización sería efectuada por el Ayuntamiento y, por supuesto, con cargo a los propietarios. Sin embargo, el Ayuntamiento no ha hecho nada de eso y se ha limitado a cobrar a los habitantes unos impuestos locales íntegros».

«Lo que nosotros  pretendemos con esta PNL es dar continuidad a un proceso de regularización que está actualmente paralizado por la inacción del Ayuntamiento de La Rinconada», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias