Las jóvenes atacadas con ácido siguen ingresadas: una muy grave y otra estable dentro de la gravedad

Las jóvenes atacadas con ácido siguen ingresadas: una muy grave y otra estable dentro de la gravedad
Vehículo de las víctimas tras los hechos.

Las dos jóvenes víctimas de violencia machista que sufrieron este martes un ataque con un bote de ácido en Cártama (Málaga) presuntamente perpetrado por el exnovio de una de las chicas, permanecen ambas ingresadas con quemaduras de gravedad, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

La joven trasladada en helicóptero al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla sufre un porcentaje de quemaduras del 45% y continúa muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Su amiga sigue estable dentro de la gravedad ingresada en la Unidad de Quemados del Hospital Regional de Málaga, con un 20% de superficie quemada en la cara y en las piernas. El alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, detalló este miércoles que la joven requerirá operaciones de cirugía e injertos de piel y que «podrá salir adelante».

Orden de busca y captura

El vehículo del presunto agresor ha sido localizado este miércoles en la zona malagueña de Mijas, después de una persecución de 50 kilómetros que comenzó en el municipio de Casabermeja de la misma provincia.

Al parecer, el coche sufrió una avería y el sospechoso huyó a pie. La investigación, por el momento, sigue adelante para arrestar al sospechoso, que tiene denuncia por malos tratos por otra mujer y orden de alejamiento en 2016.

El joven, que acumula siete órdenes de detención en vigor por diferentes delitos, tiene fijado este mes un juicio por maltrato a otra expareja y una orden de busca y captura por los hechos que serán enjuiciados.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes judiciales, quienes han apuntado que será juzgado por un delito de malos tratos por unos hechos ocurridos en 2016 en una discoteca, donde supuestamente golpeó y arrastró a una expareja, con la que tiene un hijo en común.

Este juicio que tiene pendiente se fijó inicialmente para el 1 de abril del pasado año 2020, pero la pandemia obligó a aplazarlo y se ha fijado para el próximo 27 de enero. Las mismas fuentes señalan que como no se le ha podido localizar durante este tiempo para notificarle la fecha del juicio y asegurarse su comparecencia en la vista oral tiene vigente una orden de busca y captura.

Según han informado otras fuentes, en este procedimiento se le acusa inicialmente de los delitos de malos tratos, amenazas graves y vejaciones injustas, solicitando de forma provisional la Fiscalía malagueña que se le imponga al hombre una pena de dos años y medio de cárcel, alejamiento y prohibición de comunicarse con la víctima y multa.

Así, se le acusa por, tras tener una discusión con la víctima por encontrarse en un local de Marbella (Málaga), supuestamente dar un puñetazo y tirarla al suelo, arrastrándola posteriormente por los escalones de la discoteca. Además, presuntamente, días posteriores, la insultó por teléfono y la amenazó de muerte a través de una red social.

El sospechoso cuenta con varias órdenes de detención en vigor por diferentes delitos y tiene sentencias condenatorias de distintos juzgados de la provincia, constándole en su historial procedimientos por delitos de maltrato, amenazas, robo con fuerza e intimidación en casa habitada, pertenencia a grupo criminal, tráfico de drogas y contra la seguridad vial, entre otros.

Lo último en España

Últimas noticias