Belleza

¿Realmente es necesaria la cosmética sin gluten?

Cada vez oímos más la palabra celíaco. Los casos de personas con esta intolerancia crece a pasos agigantados y el mundo beauty es el último incorporar productos gluten free. ¿Realmente es necesaria una cosmética sin gluten? Hoy queremos saber qué dicen los expertos.

Intolerancia al gluten… ¿también en la piel?

cosmética sin gluten
¿Está demostrado que la cosmética con gluten provoca alergia a los celíacos?

Parece que no hay consenso de los expertos en torno a este tema. Los dermatólogos aseguran que aún no está demostrado científicamente que el contacto de la piel con sustancias que contengan gluten provoquen alergia.

Sin embargo, en algunos pacientes celíacos se han registrado pequeñas reacciones alérgicas. Según los médicos, esta reacción se debe a la manipulación del producto con las manos ya que, sino se lavan después, pueden llevarse a la boca. En todo caso, no se puede “culpar” a la aplicación del cosmético en sí.

Otros investigadores sostienen que no hay peligro a la hora de aplicar cosméticos con gluten. La razón es que ya la proteína sólo actúa cuando está en el interior del cuerpo. Es decir, que el gluten sólo hace daño si llega a la mucosa intestinal. 

Por otro lado, algunos médicos consideran un riesgo aplicar cosméticos con gluten en la piel, debido a que pueden penetrar en el organismo con el simple contacto de la boca o los ojos.

¿Cómo saber si un cosmético lleva gluten?

cosmética sin gluten
Muchas marcas se han lanzado a crear productos de belleza para celíacos.

Algunas marcas como Bare Minerals, MAC, Nars o Too Faced ya disponen de cosmética sin gluten a la venta. Para saber si están libres de él, en algunos cosméticos (sobre todo en los “bio”), se puede encontrar el sello Gluten free (o sin gluten). En el caso de que no aparezca, tendremos que estudiar la composición.

Si aún te quedan dudas, lo ideal es huir de productos que contengan trigo, avena, extracto de malta hidrolizada y centeno.

En el caso de que contenga vitamina E, lo ideal es preguntar si su composición proviene del aceite de germen de trigo (humectante nutritivo que se incorpora en cremas y acondicionadores).