Rafael Amargo en libertad provisional junto a los otros tres detenidos en la operación Codax

El bailarín y coreógrafo Rafael Amargo ya está en libertad por decisión de la juez que instruye el caso de tráfico de drogas en el que está implicado, pero con una serie de obligaciones incluyendo la retirada del pasaporte y la obligación de acudir al juzgado dos veces al mes. La magistrada del Juzgado de Instrucción número 17 de Madrid, en funciones de guardia de detenidos, ha acordado a última hora de este jueves la puesta en libertad del artista, así como la de los otros tres detenidos en la conocida como operación Codax. Entre los detenidos, ya en libertad, se encuentran la pareja del bailarín y su asistente de producción en ‘Yerma’, su obra actualmente en cartel.

Entre las medidas decretadas se incluye también la prohibición de salir del territorio nacional. Los cuatro, eso sí, se mantienen como investigados por la presunta comisión de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, y otro de pertenencia a organización criminal. La defensa del artista siempre ha mantenido que las sustancias encontradas en su domicilio eran para consumo personal y no para hacer negocio con ellas.

La calificación penal es, aún, inicial y está sujeta a posibles variaciones a medida que se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial.

El criterio del fiscal era contrario a esta medida adoptada por la magistrada. Éste había solicitado prisión para los cuatro detenidos el pasado martes de esta semana. La Policía Nacional realizó entonces varios registros dentro de la mencionada operación Codax. En ellos, se incautó de sustancias tales como GHB, ketamina 2CB y popper, diversos medicamentos, ocho teléfonos móviles y en torno a 6.000 euros.

En concreto, entre el alijo encontrado había 100 gramos de metanfetaminas, 40 de ketamina, tres botes de Popper, varias bolsitas de mefedrona, una bolsita de 2CB (más conocido como cocaína rosa, Nexus o Tucibi), dos pequeños botes de GHB (conocido como ‘éxtasis líquido’), una caja de testosterona de la marca Propandrol y un blíster de Viagra; además de una pequeño peso, 8 móviles (uno de ellos de tecnología antigua) y casi 6.000 euros en billetes de 100, 200 y 500 euros.

Cándido Conde Pumpido, que es el abogado del bailarín y coreógrafo Rafael Amargo, argumentó en su defensa que no se puede hablar de organización criminal o tráfico de drogas, puesto que, asegura, las sustancias estupefacientes encontradas durante el registro de la vivienda no estaban destinadas al tráfico de drogas, sino al consumo propio. En otra vivienda dentro de la misma operación se encontraron bastantes sustancias más pero, según el abogado, Amargo no tendría nada que ver con ello. Esta vivienda era propiedad de otro de los detenidos.

Según el abogado defensor, «ni hay armas, ni hay organización criminal, ni hay estructura», por lo que es un «contrasentido» que la Policía «lo ponga en la cúspide de una organización criminal ganando muchísimo dinero». Al contrario, para su abogado, el artista «no está en su mejor momento económico. Si verdaderamente existiera esa organización criminal no tendría ningún problema económico. Yo creo que es un indicio más de que las cosas no son como se cuentan», argumenta.

Rafael Amargo tiene en cartel desde esta semana la obra ‘Yerma’, en el Teatro de La Latina de Madrid. Se pretendía estrenar este mismo jueves y fue justo tras un ensayo para esta obra cuando fue arrestado por parte de la Policía Nacional. El espectáculo ha quedado finalmente suspendido.

Tras ser detenido, fue trasladado a la Comisaría de Centro, la que está en la calle Leganitos de Madrid, lugar en el que ha pasado estas dos noches antes de pasar a disposición de los Juzgados de Plaza de Castilla, donde se ha decretado esta puesta en libertad.

Tal y como ha explicado OKDIARIO, a pesar de encontrarse, a sus 45 años, en el cénit de su carrera artística, amigos y allegados de Amargo han reconocido que «estaba sin un duro, no tenía ni para comer». Él mismo llegó a confesar en una entrevista con Vanitatis que «me han tenido que invitar a almorzar y a cenar en restaurantes, y mis padres han estado a mi lado llorando y sufriendo». La razón la situaba en un espectáculo en un teatro de Barcelona, que acabó siendo una estafa y por el que no cobró nada.

Rafael Amargo tiene hasta cinco vinculaciones administrativas y accionariales en forma de sociedades limitadas, ‘Amores que matan’; ‘De tripas corazón’; ‘El lunes firmamos’; ‘Artes Vid producciones’ y ‘La del Poncho Rojo’. El problema es que estas no le reportan pingües beneficios, sino más bien al contrario, salvo la última que, en realidad, es una Agrupación de Interés Económico (AIE), no una sociedad limitada

Lo último en Sociedad

Últimas noticias