El presunto asesino de Dana Leonte seguirá en prisión

El presunto asesino de Dana Leonte seguirá en prisión

Sergio Ruíz, el hasta ahora único investigado por el presunto asesinato de su pareja Dana Leonte, seguirá en prisión porque hay indicios suficientes de que es el autor del crimen. Así lo estima el titular del juzgado número 4 de Vélez Málaga que lleva el caso.

A pesar de las especulaciones sobre la inminente puesta en libertad del investigado, la Justicia ha resulto por tercera vez que continúe en prisión provisional mientras la Guardia Civil sigue buscando restos de Dana Leonte en los montes cercanos a la vivienda que compartía con el acusado en el municipio malagueño de Arenas. Allí, según la investigación “Entre las 19:00 y las 22:40 del pasado 12 de junio Sergio Ruiz golpeó en la cabeza con un palo a su pareja Dana trasladando el cuerpo para ocultarlo”.

Sin embargo, a pesar de que los perros especializados del instituto armado marcaron sangre en un palo, la presunta arma del crimen, y en varios puntos de la casa, los análisis sólo han podido determinar que la única sangre que hay al 100% es una gota de sangre de Sergio en una toalla del baño. El resto está tan degradado que hasta el momento no se ha podido extraer ADN alguno. Con estos datos en la mano y apoyados por nuevos informes el abogado de Sergio, Juan José Moreno, había vuelto a pedir hace unos días la puesta en libertad provisional de Sergio Ruíz.

Entre otros indicios la Guardia Civil y el juez creen que Sergio asesinó a Dana porque iba a abandonarle tal y como expresan los mensajes entre la pareja en días anteriores al crimen. La Guardia Civil nunca creyó la explicación de Sergio de que Dana se había fugado dejando al bebé de ambos en casa porque temía que la mataran por unas deudas. Todo lo contrario, los guardias prueban que la mujer seguía con su rutina diaria y tenía planes de futuro que no incluían una desaparición voluntaria. Según la Guardia Civil la geolocalización de los teléfonos de ambos prueban que estaban juntos y en la vivienda escenario del crimen a la hora en que se cometió el asesinato. Las declaraciones de testigos probarían además que Sergio es una persona violenta, y que se deshizo de las botas de trabajo que llevaba el día del crimen para borrar cualquier huella de sangre mientras transportaba el cadáver de Dana en el coche hasta el monte.

En contra, el letrado había aportado en los últimos días, como adelantó en exclusiva OKDIARIO, un informe pericial que asegura que otras personas con una caligrafía y acento diferente a Sergio son las que enviaron mensajes desde el teléfono de Dana al de Sergio en los minutos posteriores a su muerte. Insiste en que no lo hizo Sergio para procurarse una coartada. Asímismo aporta otro informe que mostraría que la geolocalización de los guardias es errónea y Sergio no estaría en el presunto escenario del crimen cuando éste se cometió sino a kilómetros de distancia. Por último entregó en el juzgado varias denuncias que Dana interpuso contra su hermano meses antes del supuesto crimen en las que le denunciaba por robar en su bar y amenazas de muerte. También algunos testigos han matizado sus declaraciones retirando las sospechas que habían vertido sobre el acusado.

Ahora, el juez acaba de rechazar ésta última petición de puesta en libertad y las periciales interpuestas por su abogado.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias