La OCDE aprueba a España en bienestar pero sigue preocupada por la educación

abandono escolar
Alumnos en un colegio.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado el informe ‘Cómo va la vida’, que ve la luz cada dos años y describe el estado del bienestar de los 34 países miembros, entre los que se incluye el nuestro, y otras grandes economías.

Pese a que el capítulo sobre España arranca indicando la pérdida de ingresos familiares o el elevado desempleo, concluye con un buen balance vida-trabajo y salud, a lo que se añade que la esperanza de vida de los españoles y su tiempo libre son de los más altos de la tabla.

En la cuestión educativa, España suspende: sólo el 55,6 por ciento de los adultos en edad productiva ha terminado los estudios superiores, cifra 22 puntos por debajo del promedio de la OCDE. Los datos en lectura o matemáticas van a la par.

El documento también señala qué es lo que más importa a los españoles: la salud, precisamente la educación y el equilibrio entre los planos personal y laboral. Entre las opciones estaba también el compromiso cívico, que apenas preocupa a un 7,7 por ciento.

Otro apartado relevante es el referente a los niños: un 21,7 por ciento son miembros de una familia con una renta inferior a la media nacional. En el lado positivo, gozan en general de un buen estado de salud. En cuanto a los adolescentes, un 10,7 por ciento de entre 15 y 19 años ni estudia ni trabaja.

Por último, ‘¿Cómo va la vida?’ determina una gran disparidad entre regiones. Por poner dos ejemplos, los ingresos familiares son 1,7 veces más altos en el País Vasco que en Extremadura o el paro, de un 34, 8 por ciento en Andalucía y un 15,7 en Navarra.

Lo último en Sociedad