DGT

Esta es la señal que permite circular a 150km/h sin ser multado por la DGT

Polémica DGT 90 kilómetros por hora

A la hora de coger el coche, es fundamental conocer el límite de velocidad para evitar una multa y velar por la seguridad de todos los usuarios de la vía. En España, la velocidad máxima permitida es de 120 kilómetros por hora en autovías y autopistas, aunque existe una excepción que permite circular a 150 kilómetros por hora: la señal V12.

Señal V12

Se trata de una señal de aviso específica para aquellos vehículos que llevan a cabo ensayos de investigación o hacen pruebas especiales. El artículo 47 del Reglamento General de Vehículos establece que se debe instalar por partida doble en este tipo de vehículos.

El sur de España es una de las regiones más calurosas de Europa durante los meses de verano. Por esta razón, se utilizan muchas de sus carreteras para poner a prueba los vehículos en condiciones de temperatura extremas.

Para que este tipo de vehículos puedan obtener la señal V12, deben cumplir una serie de requisitos y presentar la solicitud a la DGT, que debe dar el visto bueno. Además, el organismo autoriza a todas las personas que pueden conducir los vehículos durante los experimentos.

En lo que respecta a las limitaciones existentes, en el artículo 47 del Reglamento General de Vehículos se indica que los vehículos de pruebas pueden superar los límites de velocidad permitidos hasta en 30 kilómetros por hora. Por lo tanto, en autovías y autopistas pueden circular hasta 150 kilómetros por hora, siempre y cuando la vía haya ido cerrada previamente para el tráfico general.

Ahora bien, «dichas pruebas no podrán efectuarse por vías urbanas, travesías ni por tramos en los que exista señalización específica que limite la velocidad».

¿Qué ocurre si un vehículo que no sea de pruebas circula por una autovía o una autopista a 150 kilómetros por hora? Se trata de una infracción que conlleva una multa de 100 euros.

Por último, cabe señalar que el artículo 21 del Reglamento General de Circulación dice lo siguiente: «El conductor está obligado a respetar los límites de velocidad establecidos y a tener en cuenta, además, sus propias condiciones físicas y psíquicas, las características y el estado de la vía, del vehículo y de su carga, las condiciones meteorológicas, ambientales y de circulación y, en general, cuantas circunstancias concurran en cada momento, a fin de adecuar la velocidad de su vehículo a las mismas, de manera que siempre pueda detenerlo dentro de los límites de su campo de visión y ante cualquier obstáculo que pueda presentarse».

Lo último en Sociedad

Últimas noticias