Piel

Tratamiento de pieles grasas en invierno

¿Cómo se deben tratar las pieles grasas en invierno? Aquí te damos algunos consejos prácticos para cuidar tu dermis cuando llega el frío.

¿Cómo tratar pieles grasas en invierno?
Tips para tratar pieles grasas en invierno

Las recomendaciones para el cuidado de la piel grasa en invierno son las mismas que para pieles secas: una rutina de limpieza, hidratación y fotoprotección, que no debe faltaraunque el sol no brille como en verano. Sin embargo si tienes piel grasa debes utilizar productos específicos y varía también la forma de aplicación. A continuación, los mejores consejos para el cuidado de pieles grasas en invierno. ¡Disfruta del frío sin complicaciones!

Rutina de cuidado de pieles grasas

Para comenzar, repasemos la rutina de tratamiento de la piel grasa. Recuerda que este procedimiento debe seguirse a diario para disfrutar una piel saludable.

  • Limpieza: hay que utilizar productos faciales en gel. Las personas con piel grasa deben realizar la limpieza facial dos veces por día, por la mañana y por la noche, y aclarar siempre con agua tibia. Tónico: utilizar un producto astringente dos veces por día.
  • Hidratación: es recomendable el uso de productos libres de aceite, no comedogénicos, formulados especialmente para piel grasa.
  • Protección solar: aplicar el protector antes de salir de casa, al menos 30 minutos antes de exponerse al sol. Utilizar productos en gel.¿Cómo tratar pieles grasas en invierno?

Tratamiento específico de pieles grasas en invierno

En invierno todos los tipos de piel sufren sequedad. Y aunque las personas con piel grasa piensen que, precisamente por su tipo de piel, no padecerán el resecamiento o no se notará, esto no es así. El objetivo del tratamiento de la piel grasa en invierno es mantenerla saludable e hidratada.

  • Tonificante: en invierno no es conveniente utilizar el producto astringente dos veces por día, sino que debe ser reemplazado por la noche con un tonificante sin alcohol. Se trata de evitar el “efecto rebote”: que la piel, al estar más seca, comience a producir más grasa.
  • Exfoliante: puedes utilizar un exfoliante dos veces por semana, para eliminar las células muertas y estimular la absorción de los demás productos.
  • Hidratante: durante el día utilizar un producto en gel y combinarlo con un serum hidratante que contenga ácido hialurónico. Por la noche preferir un producto gel-crema, con mayor poder hidratante.
  • Protección solar: utilizar un producto con efecto mate para eliminar brillos.
  • Maquillaje: se aconsejan las bases de maquillaje fluidas; las bases en polvo son más adecuadas para el verano. La base en polvo puede resecar mucho la piel, y la base cremosa puede aumentar la grasitud.

Nuestras recomendaciones

Además de los productos específicos, combina el tratamiento con:

  • Abundante agua y verduras y frutas frescas en la dieta.
  • Protección de las zonas más sensibles como mejillas, labios, cuello, escote y manos.
  • Hidratación de labios y contorno de ojos.
  • Uso de gafas para el sol con protección UV.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.

¿Te han resultado útiles nuestros consejos para el tratamiento de pieles grasas en invierno? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Lo último en Salud

Últimas noticias