Coronavirus

La Sociedad Española de Virología: «El coronavirus hace tiempo que circula enmascarado entre gripe»

aeropuerto barajas
Pasajeros y trabajadores en el aeropuerto Adolfo Suarez-Madrid Barajas. (Foto: Europa Press)

El presidente de la Sociedad Española de Virología, Albert Bosch, ha desvelado que el coronavirus SARS-CoV-2 «hace tiempo que circula entre nosotros enmascarado por la coincidencia con la temporada de gripe».

Este experto, en declaraciones a la agencia EFE, ha defendido esta idea porque «hay una proporción demasiado elevada de casos asintomáticos como para ser un virus reciente».

Albert Bosch es catedrático del departamento de Microbiología de la Facultad de Biología de la UB y ha hecho carrera como investigador en prestigiosas instituciones extranjeras tales como el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York o las universidades de Carolina del Norte y Arizona en Estados Unidos.

Bosch ha razonado que el nuevo coronavirus «tiene una transmisión demasiado optimizada entre seres humanos, un virus emergente suele ser más ineficiente en la transmisión hombre-hombre y suele ofrecer también una patología más fuerte con pocas infecciones asintomáticas».

Hasta cuatro meses

El también director del Grupo de Virus Entéricos de la Universidad de Barcelona (UB) ha apuntado que esta pandemia «durará probablemente entre dos y cuatro meses» y que es previsible que «aún vaya de subida un tiempo y después la curva se allane y empiece a bajar lentamente».

En esta línea, el virólogo cree que «se están tomando las decisiones apropiadas» y que gracias a la experiencia previa con otros coronavirus, se han podido extrapolar datos para el SARS-CoV-2.

La principal diferencia con una gripe común, según Bosch, es que «para la gripe tenemos una vacuna, que tiene una eficiencia variable pero que puede proteger a la población más vulnerable». Según el virólogo, la letalidad de la COVID-19 es del 2,2 % en España, superior a la de la gripe estacional, que es de entre el 0,1 y el 0,2 %.

A pesar de ello, «la gripe puede superar en valor absoluto la mortalidad de la COVID-19, ya que cada año suele provocar entre 6.000 y 6.500 defunciones», ha puntualizado este experto, que ha formado parte de diferentes comités y paneles científicos como la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.

Más calor

Bosch ha confiado en que el aumento de temperaturas ayude a frenar la expansión del coronavirus, pero ha reiterado que «todavía no tenemos datos al respecto», y ha augurado que «es una posibilidad que el coronavirus vuelva a aparecer el próximo invierno como ‘una nueva gripe’ junto a la estacional, pero no lo sabremos hasta entonces».

El catedrático de la UB prevé que la vacuna contra este coronavirus llegará en «aproximadamente un año y medio» y ha explicado que hasta que no se desarrolle la vacuna, «en el momento actual es necesario cuidar sobre todo a los pacientes de riesgo con medidas hospitalarias dirigidas a paliar la insuficiencia respiratoria y el síndrome de dificultad respiratoria aguda».

«También se han empleado en algunos casos muy concretos antivíricos previamente utilizados frente a otros virus como inhibidores de proteasas y polimerasas víricas o tratamientos con beta-interferón», ha detallado el especialista, que también ha trabajado en la Universidad de Pretoria en Sudáfrica y en el Institute of Child Health de Londres.

Lo último en Salud

Últimas noticias