Bebidas

Razones por las que tomar bebidas isotónicas

bebidas isotónicas
Además de contribuir a una buena hidratación, las bebidas isotónicas evitan el daño muscular.

Además de contribuir a una buena hidratación, las bebidas isotónicas evitan el daño muscular tras el deporte.

Aunque no hay nada mejor que comer de forma sana, variada y equilibrada, junto a realizar ejercicio asiduamente, como complemento también podemos ingerir bebidas isotónicas. Aportan proteínas y menos cantidad de sodio y nos suelen reponer de un duro esfuerzo, especialmente cuando hacemos deporte.

Ahora bien, tales bebidas no deben sustituir a las comidas, simplemente complementarlas para mejorar nuestro rendimiento y no quedarnos con menos energía.

Proceso de rehidratación más rápido

Una de las razones por las que podemos tomar bebidas isotónicas es porque éstas, como hemos apuntado, cuentan con mucho menos sodio que otros alimentos en general y esto además de ser algo más sano, permite absorber las sales minerales. De esta manera nuestro proceso de rehidratación, tras el ejercicio, será más rápido.

Evitan o reducen el daño muscular

Además de contribuir a una buena hidratación, las bebidas isotónicas evitan el daño muscular tras el deporte. Al parecer, los músculos obtienen la energía que requieren de las reservas de glucosa en el organismo y, una vez consumidas, el músculo absorbe las proteínas presentes en él.

Mejoran el rendimiento de la actividad física

Normalmente tales bebidas se suelen tomar cuando se realiza mucho esfuerzo físico. Aunque se las puede tomar todo el mundo, salvo que el médico diga lo contrario pues también tienen sus contradicciones, son indicadas para aquellas personas acostumbradas al alto rendimiento o bien al ejercicio cada día.

Por tanto, ayudan a mejorar el rendimiento de la actividad física que realizamos al aportar básicamente minerales y azúcares que, además, se suelen perder a través de la sudoración.

Diferenciar con las bebidas energéticas

Actualmente se han puesto de moda las bebidas energéticas, que prometen estar alerta y con más fuerza para realizar toda clase de esfuerzo. Pero lo cierto es que no sabemos con exactitud si son demasiado buenas para la salud, hay especialistas que opinan de diferentes maneras. Lo que sí está claro es que debemos distinguir a las bebidas isotónicas de las energéticas, pues son totalmente distintas.

Para empezar, cada una tiene sus objetivos, que son bien distintos, mientras que debemos fijarnos mucho en la composición de cada tipo de bebida, porque además suele ser diferente.

Temas

Últimas noticias