psicología

Por qué sufrimos de amaxofobia o miedo a conducir

Existen muchos tipos de fobia, y la amaxofobia o miedo a conducir es una de ellas.

Las personas que tiene esta fobia no quieren conducir un coche.
Por qué sufrimos de amaxofobia o miedo a conducir

Existen muchos tipos de fobia, y la amaxofobia o miedo a conducir es una de ellas. Es algo bastante normal que puede suceder tanto si se ha tenido una experiencia negativa relacionada con ello como si no.

Las causas son por tanto distintas. Veamos por qué sufrimos amaxofobia.

Principales temores

Las personas que tiene esta fobia no quieren conducir un coche. Normalmente suelen tener temor de no controlar el coche y de sufrir un accidente. Hay de todo, pero al final se suele reducir a esta preocupación.

Qué síntomas surgen

También son variados porque cuando están en un coche suelen sentir pánico con las consecuencias que ello provoca: sudoración, palpitaciones, dolor de cabeza y mareos, temblores, visión borrosa, y especialmente la evitación.  Es decir, que no suelen coger un coche en un tiempo, luego esto se prolonga y acaba siendo crónico porque ya no se ven conduciendo por miedo a ello.

Qué causa la amaxofobia

Por un lado, uno puede haber tenido una experiencia como un accidente y no querer a volver a pasar por ello. Pero el accidente puede sufrirlo tanto si conduce como si no, o bien no pasarle nada más.

Otras personas suelen tener otras fobias y trastornos psicológicos, como la ansiedad, que entonces paraliza de forma general y también hace que se desarrolle la amaxofobia. También puede no desarrollarse causa alguna, tener algún otro problema y centrarlo en este tema como podría haber sido otro.

Qué tratamiento existe

De igual forma que sucede con otras fobias algo parecidas, el miedo a conducir puede superarse, pero se necesita una terapia algo larga. Las diferentes técnicas psicológicas pasan por afrontar el problema de cerca. Es decir, intentar coger un coche y conducir, pero esto debe hacerse a través de una serie de fases importantes.

Otra manera es con medicación para poder controlar los síntomas que surgen futo de esta fobia. Pero esto no quiere decir que ya estemos listo para conducir. Pues lo normal es que se venza el miedo afrontándolo. Cada especialista tiene su criterio y es diferente según el grado de amaxofobia que tenga el paciente.

Lo último en Salud

Últimas noticias