22º Congreso Nacional Farmacéutico

Los expertos proponen la creación de un Plan de Seguridad Integral del Paciente en el entorno digital

farmacia Sevilla
Expertos destacan la necesidad de un Plan Integral de Seguridad del Paciente en el entorno digital.

La necesidad de un Plan Integral de Seguridad del Paciente en el entorno digital ha sido una de las respuestas que se ha dado en una de las mesas de debate del 80º Congreso Internacional de la Federación Internacional Farmacéutica y el 22º Congreso Nacional Farmacéutico, que reunirán a más de 5.000 profesionales farmacéuticos de todo el mundo. Una cita que ha dado respuestas y fomentado iniciativas que se irán tomando paulatinamente en el entorno farmacéutico.

Y es que, como señaló una de las ponentes, Marian Boticaria García, existe ciertamente peligro para la salud pública, la desinformación y los bulos en salud, destacando al mismo tiempo que es imprescindible la aportación del profesional farmacéutico como experto en el medicamento en el ámbito de la divulgación y la educación sanitaria de la población.

La venta de medicamentos falsos por Internet, influencers que opinan y promueven el uso de antibióticos sin receta en Redes Sociales, la existencia de publicidad engañosa y pseudoterapias, aplicaciones móviles fraudulentas, la proliferación de noticias falsas y bulos sobre salud en el ámbito digital son sólo algunos de los peligros que ponen en jaque la seguridad del paciente en el entorno digital.

Seguridad del paciente

En este contexto ha tenido lugar la mesa debate La seguridad del paciente en el entorno digital moderada por el periodista Sergio Martín, con la participación de ponentes expertos en la materia como la responsable de Salud y Alimentación de la Organización de Consumidores y Usuarios, Ana Sánchez; Marian Boticaria Garcia, Doctora en Farmacia y graduada en Nutrición Humana y Dietética y en Óptica y Optometría y Divulgadora científica y sanitaria; la secretaria general del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Raquel Martínez, y Manuel Ibarra, jefe del Departamento de Inspección y Control de Medicamentos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

En el transcurso del debate se ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con un Plan Nacional para la Seguridad del Paciente en el entorno digital. Un plan que cuente con el farmacéutico como profesional experto en el medicamento y que contribuya a reforzar el uso adecuado de los medicamentos y la seguridad del paciente en el ámbito digital.

De acuerdo con Raquel Martínez, las reformas sanitarias que están en tramitación deberían aprovecharse para garantizar el acceso seguro del paciente a los medicamentos y ha apuntado el problema que supone la proliferación de plataformas que rompen la seguridad de la cadena del medicamento. «La Salud Pública se puede poner en grave riesgo si no se actúa poniendo freno a la aparición de plataformas que rompen el binomio de entrega-dispensación de medicamentos y que no tienen encaje en nuestro modelo sanitario», ha afirmado Martínez.

Por su parte, Ana Sánchez ha puesto énfasis en que lo digital y lo físico no son realidades contrapuestas y en que el paciente es único y como tal se debe garantizar su seguridad en el entorno digital de la misma forma y con los mismos estándares que se establecen en el ámbito físico.

Nodofarma Asistencial

Para Manuel Ibarra, la digitalización añade complejidad; ha destacado que el objetivo principal de la Agencia es la seguridad del paciente, aportando cada día mejor información al ciudadano sobre el medicamento y ha compartido los fines de un Plan de Seguridad del Paciente en el entorno digital.

Asimismo, durante el debate se han abordado distintos proyectos de la Agenda Digital de la Profesión Farmacéutica, orientados a mejorar el uso responsable de los medicamentos y la seguridad de los pacientes. Entre ellos, cabe destacar el desarrollo de Nodofarma Asistencial, la plataforma tecnológica enfocada a la implantación de Servicios Profesionales Farmacéuticos Asistenciales que cuenta ya con 1.000 farmacias de 35 provincias y más de 2.800 pacientes; el desarrollo de herramientas tecnológicas para hacer frente a los problemas de faltas de suministro de medicamentos, como Cismed o FarmaHelp; el Sistema de Receta Electrónica Privada (SREP), liderado por los Consejos Generales de médicos, dentistas, podólogos y farmacéuticos, que sitúa a España a la vanguardia europea; o el lanzamiento reciente de BOT PLUS Lite, una base de datos dirigida a ciudadanos para combatir la desinformación de medicamentos.

Solicitan poder realizar pruebas sanitarias

La Federación Farmacéutica Internacional (FIP) ha reclamado que las farmacias sean un punto de atención asistencial y puedan realizar una amplia gama de pruebas sanitarias, desde la detección de enfermedades como la Covid-19 o el VIH, hasta el control de indicadores de enfermedades crónicas como es el casos de las pruebas de colesterol o medir los niveles de glucosa en sangre.

En una declaración pública, realizada este miércoles en Sevilla, ha señalado que está medida tendrá beneficios económicos y de salud. La federación pide que los servicios de pruebas de farmacia se incorporen a la atención médica financiada con fondos públicos y de seguros, y que estén disponibles para su compra por parte de los individuos, y que los farmacéuticos tengan acceso de lectura y escritura al historial electrónico para que los resultados de las pruebas se pueden compartir con todo el equipo de atención médica.

«Proporcionar servicios de detección de salud a través de pruebas en el punto de atención ha aumentado en importancia con tecnologías mejoradas, una mayor aceptación y agendas globales actuales, como la Declaración de Astana de la Organización Mundial de la Salud sobre Atención Primaria de Salud, que dirige los cambios en la práctica. Además, ahora tenemos pruebas claras de los beneficios de las pruebas en las farmacias», ha afirmado Sherif Guorgui, copresidente del Comité de Políticas de la FIP sobre Pruebas en el Punto de Atención.

La nueva declaración ‘El papel de los profesionales de farmacia en las pruebas en el punto de atención’ actualiza la posición de la FIP de 2004 sobre este tema. Describe los beneficios de las pruebas en el punto de atención de la farmacia, que incluyen la detección temprana de enfermedades, la reducción de visitas innecesarias a los médicos generales y un uso más responsable de los antibióticos.

«Dados los muchos beneficios potenciales», la actualización establece recomendaciones específicas para diferentes partes interesadas con el fin de aumentar el acceso a las pruebas a través de las farmacias. Por ejemplo, la declaración dice que los gobiernos deben eliminar las barreras regulatorias para permitir que los profesionales de farmacia desempeñen un papel más importante en las pruebas. Al mismo tiempo, insta a las organizaciones farmacéuticas nacionales a abogar por la necesaria revisión de la legislación. Que los estudiantes de farmacia deben recibir capacitación básica sobre la toma de muestras biológicas es una de las recomendaciones de la FIP para los proveedores de educación.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias