Dias internacionales

Día Mundial del Niño Prematuro 2020: ¿Por qué se celebra este día?

Día Mundial del Niño Prematuro 2020: ¿Por qué se celebra este día?
Día Mundial del Niño Prematuro 2020: ¿Por qué se celebra este día?

El 17 de noviembre se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro 2020, una iniciativa que arranca gracias a la EFCNI y organizaciones matrices europeas asociadas en 2008. Los cofundadores internacionales LittleBigSouls (África), March of Dimes (EE.UU) y National Premmie Foundation (Australia) se unieron a las celebraciones e hicieron del Día Mundial del Prematuro un movimiento intercontinental.

Esta jornada nace para concienciar sobre el parto prematuro y mejorar la situación de los bebés prematuros y sus familias.

Los recién nacidos son prematuros cuando el parto se produce antes de las 37 semanas de gestación. Según la Asociación Española de Pediatría, cuanto antes nace el bebé mayor es el riesgo de muerte y complicaciones, siendo los prematuros extremos (menos de 28 semanas) los más vulnerables.

En general y por datos, cada año nacen en el mundo unos 15 millones de niños prematuros (aproximadamente uno de cada 10 nacimientos). En España, un 7% de los nacidos son prematuros (1 de cada 13).

Además, se estima que hasta un 75% de esas muertes podrían prevenirse con una serie de cuidados sencillos y medidas económicas como calor, apoyo a la lactancia materna, tratamiento para las infecciones y los problemas respiratorios que, sin embargo, no llegan a todos los países.

Su cuidado nutricional

La nutrición tiene un destacado papel a la hora de ayudar a los pequeños a hacer frente a un gran desafío inmunitario, ya que cuentan con un sistema inmunológico inmaduro y son más susceptibles a las infecciones.

Según Nutricia se especifica que la leche materna es el mejor alimento, ya que ha sido cuidadosamente diseñada con una composición única ideal que proporciona numerosos efectos beneficiosos, particularmente en el prematuro.

Estos beneficios son la disminución de las infecciones graves (sepsis y meningitis) o de enfermedades propias de la prematuridad, como la enterocolitis necrosante, la displasia broncopulmonar, la retinopatía de la prematuridad.

Pero hay ciertos casos en los que la leche materna necesita un aporte extra para cubrir todas las necesidades específicas de los bebés prematuros. En los bebés nacidos en la semana 32 o menos edad gestacional, en los nacidos con un peso inferior a 1.500 g. y en los prematuros moderados (algo más mayores) que no toleran aportes elevados de leche materna (≥ 180 ml/kg/día), los fortificadores de la leche humana están indicados.

La estancia en neonatología

Los niños que nacen de manera prematura suele ser extremadamente pequeños y frágiles y debido a que nacen con áreas de su cuerpo que necesitan madurar y desarrollarse por completo muy probablemente requieran cuidados médicos especiales.

La Asociación de Padres de Niños Prematuros indica en este Día Mundial del Niño Prematuro 2020 que necesitan más cuidados desde que nacen y en las primeras semanas es posible que esté ingresado en el área de neonatología y parte de ese tiempo lo pasará en concreto en la UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales).

Una vez en casa

Cuando el niño ha cogido el peso deseado para abandonar el hospital, entonces va a casa y es realmente un momento muy especial para los padres y toda la familia. Esta Asociación indica que entonces hay que organizarse para una mejor y más rápida adaptación en casa, donde son frecuentes las visitas al pediatra del centro de salud durante las dos primeras semanas.

Además hay que saber cuáles son los patrones de comportamiento habituales del niño prematuro, tener en cuenta ciertos cuidados especiales y aprender los pasos de la transición hacia la lactancia materna.

La alimentación es lo que más se tiene en cuenta en estos casos. Pues se puede seguir un programa de alimentación a demanda, pero adaptado. Los  niños prematuros puede que no se despierten o que no muestren signos  claros de  tener  hambre;  por  este  motivo,  si  ha pasado demasiado  tiempo desde la última toma, entonces hay que despertarlos para que se alimenten de forma correcta y cuando toca. Los especialistas aconsejan que no transcurran más de 5 horas de sueño entre toma y toma.

 

Lo último en Salud

Últimas noticias