Trabajo

Cómo sortear las interrupciones en el trabajo para ser más productivos

A veces es complicado no hacer caso a los emails, al whatsapp o a las redes sociales porque también forman parte de nuestro trabajo.
Cómo sortear las interrupciones en el trabajo para ser más productivos

Todos tenemos mucho trabajo que hacer. Las reuniones deben pactarse días antes para prepararlas y no pueden surgir de forma improvisada.

El teléfono, las redes sociales, el mail… a veces son necesarios mientras trabajamos, pero muchas otras no. Y acaba la mañana y nos da la sensación de que no hemos sido del todo productivos.

Esto se debe a las interrupciones en el trabajo, aquellos males que debemos sortear o de lo contrario nos comerán el día y no nos dejarán avanzar en nuestras tareas. Consecuencia: acumulación de tareas, estrés y falta de salud mental.

No a las reuniones improvisadas al momento

Todos tenemos mucho trabajo que hacer. Las reuniones deben pactarse días antes para prepararlas y no pueden surgir de forma improvisada porque ya tenemos una agenda del día para cumplir. Si nos proponen una, la vamos a postergar para otro momento.

Teléfono no siempre

Sí, si realmente es importante, pero si son cosas que no vienen al caso y se pueden resolver en otro momento es mejor dejarlas de lado y amablemente pedir que nos llamen otro día para tratar este tema por teléfono. Hay personas que directamente no cogen el teléfono, también es otra opción para tratar este asunto a última hora del día.

Priorizar lo que realmente es importante

Vamos a hacer una lista de las cosas que son importantes. Y aquello que nos da más interrupciones para no avanzar las dejaremos de lado. Debemos centrarnos en aquellas prioritarias y una vez las tenemos acabadas las interrupciones puede seguirse y valorarse.

Emails y redes sociales ¿cuándo?

A veces es complicado no hacer caso a los emails, al whatsapp o a las redes sociales porque también forman parte de nuestro trabajo y podemos perdernos algo importante. Pero es verdad que es una de las fuentes de interrupciones más importantes que existen.

Vamos a establecer unas horas para mirar el correo y contestar. Y también podemos poner la opción de alarma donde nos deja ver aquellos mensajes que van entrando sin tener que ir a consultar el correo cada diez minutos. De esta manera veremos si es importante contestar o consultar al momento o bien ya a finales de la mañana o de la tarde.

De igual forma pasa con las redes sociales. Si realmente no las vamos a utilizar en nuestra jornada laboral entonces las dejaremos para la hora de comer o para la tarde. Acaba las tareas y ya consultarás tu Instagram más tarde.

Lo último en Salud