Las causas más frecuentes de los picores por todo el cuerpo

Causas de los picores.
Causas de los picores por todo el cuerpo

El picor es un síntoma de que algo no funciona del todo bien en nuestro cuerpo. Hay varios motivos que pueden explicar este problema tan molesto, entre los que se encuentra la sequedad de la piel. Estate atento porque en el siguiente artículo te explicamos cuáles son las causas más frecuentes de los picores por todo el cuerpo.

Cuando utilizamos productos o jabones para la piel muy agresivos corremos el riesgo de sufrir sequedad o irritación en la piel que puede ir acompañado a su vez por los picores. Por lo general, las molestias se intensifican durante la noche. Pero hay otras causas que también deberías conocer.

Causas del picor por todo el cuerpo

Es complicado saber en ocasiones los motivos que provocan estas molestias, sobre todo porque no se aprecian a simple vista ninguna anomalía. En el caso de ciertas personas puede indicarnos la presencia de alguna enfermedad como la diabetes mellitus o hipertiroidismo. También puede existir una cierta asociación entre los picores y las enfermedades renales.

Por ejemplo, una reducción de la capacidad de los riñones para filtrar de manera correcta la sangre puede estar detras del picazón. En esta situación las toxinas, sales minerales y sustancias de desecho podrían llegar a la sangre sin obstáculos y circular por el organismo ocasionando irritación, que al mismo tiempo generaría la sensación de picazón.

Otra patología tan conocida como la anemia o la falta de hierro puede ser la causa de estos picores. Se trata de un mineral básico para el cuerpo. Su deficiencia llega a generar problemas al organismo en la síntesis de la hemoglobina, y acabaría ocasionando una inflamación de la piel vinculada con el picor.

Picores por el cuerpo por el estrés

El estado de nerviosismo, ansiedad o estrés también motiva el picazón por el cuerpo. Es una forma que utiliza el organismo para mostrar su malestar. En una situación de estrés emocional, el cuerpo fabrica determinadas sustancias que provocan un incremento de la sensibilidad de las fibras nerviosas, traduciéndose en picores. La mejor solución contra esto es poner en marcha técnicas de relajación, como puede ser la meditación o el yoga.

Durante el embarazo también se suelen dar los picores en el cuerpo, principalmente en las extremidades, abdomen y senos. En esta ocasión la molestia viene motivada a consecuencia de los cambios hormonales. En ello influyen la mayor retención de líquidos, alteraciones en el volumen del tejido y el incremento de los niveles de estrógenos.

Lo último en Salud

Últimas noticias