Calor

Así afecta el calor a la salud mental

Así afecta el calor a la salud mental
Así afecta el calor a la salud mental

Más enfadados, agresivos y sin ganas de nada. Así afecta el calor a la salud mental. Pues las altas temperaturas que estamos viviendo en España no solamente tiene consecuencias en nuestro cuerpo también en la mente.

Y es que aunque estemos en época de vacaciones, resulta que el calor nos hace estar más estresados.

Cómo afecta el calor a la salud mental

Si bien en verano tenemos más energía y vitalidad, con ganas de hacer más cosas, cuando los grados suman a lo alto parece que se establece todo lo contrario.

Aumento de enfermedades mentales

No es que surjan de la nada, pero las personas que ya son propensas a ello o bien que ya tienen algún problema, con el calor extremo, ven intensificada su enfermedad. mientras que hay diversos estudios que dan a conocer que en épocas de olas de calor, hay un aumento de tales problemas mentales.

Mayor irritabilidad

Además, esto provoca una mayor irritabilidad en las personas que hace que estén más nerviosas y menos calmadas en general.

Falta de sueño y descanso

Cuando no se puede descansar por el calor intenso, las personas están incómodas, enfadadas e insatisfechas. Además hay una falta de sueño importante que no se recupera, porque durante el día si queremos también dormir, el calor hace que esto no sea posible.

Baja productividad

Lo que no están  de vacaciones y deben trabajar con este calor, no sólo tiene problemas físicos como posibles golpes de calor, también se acusa un bajo rendimiento y productividad, porque en general, hay sedentarismo, cansancio y pasividad.

Aumento de suicidios

Si bien durante la pandemia hubo un repunte de estos, también los hay en olas de calor. Los expertos comentan que en esta época hay más suicidios y asesinatos, porque las personas pierden más los nervios a causa del calor.

Consejos

  • Adaptarse a las temperaturas pensando que volverán a bajar.
  • Hidratarse a diario, bebiendo agua, yendo a la playa o a la piscina.
  • Hacer aquellas cosas que más nos gustan porque estamos en vacaciones pero intentando resguardarnos del calor.
  • Buscar sombras y refugios climatizados, donde escapar de las altas temperaturas y estar siempre algo más frescos.
  • Intentar dormir en aquellos momentos donde baja la temperatura exterior, abrir entonces ventanas y airear para estar más cómodos.
  • Hacer uso de ventiladores y aires acondicionados.
  • Pensar en positivo, estamos en verano y tenemos tiempo para nuestro ocio.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias