Dieta

Las razones por las que debes huir de las dietas milagro

Las razones por las que debes huir de las dietas milagro
Las razones por las que debes huir de las dietas milagro

Desde hace algunos años se imponen determinadas dietas que prometen rebajar los quilos en poco tiempo y con escaso esfuerzo. Estos dos condicionantes ya nos hacen entrever que hay bastantes razones por las que debes huir de las dietas milagro. Lo mejor es seguir los consejos de los expertos, como  nutricionistas, médicos y dietistas.

En este artículo te damos algunos consejos para no caer en este tipo de dietas. Aunque resulte la manera más sencilla y rápida de adelgazar, deberías valorar si realmente te merece la pena ponerte con una de ellas.

Por qué debes huir de las dietas milagro

Efecto rebote

Suelen ser dietas que restringen mucho el número de calorías. La pérdida de peso es muy rápida, pero si no hacemos algo de ejercicio para mantener la masa muscular lo más probable es que cuando volvamos a comer con normalidad se produzca un efecto rebote, en donde no sólo recuperaremos lo perdido, ya que también se podría ganar algo más de peso.

Suprimir nutrientes

Las dietas milagro invitan a suprimir o reducir al máximo algunos alimentos. Al contar con unos niveles de calorías tan bajos nuestro cuerpo no recibe los nutrientes adecuados para su correcto funcionamiento. En muchos casos puede que nos falten vitaminas del complejo B, hierro o proteínas.

dietasmilagro3

Generan estrés

Se acaban elevando los niveles de estrés y ansiedad. Esto acabará afectando al estado de ánimo, a las defensas y a la estética. Acabaremos sintiendo una mayor necesidad de comer alimentos ricos en grasas y calorías. Esto es una clara muestra de lo complicado que resulta seguir una dieta tan estricta. Cuando la dejemos se puede incrementar el peso de manera muy sencilla.

Mal humor

Con una dieta milagro es posible que nos encontremos más irritables y nerviosos, sobre todo porque el organismo no recibe alimentos que le resulten placenteros y que le aporten las suficientes energías para soportar con garantías el día a día.

No comemos productos que nos provoquen satisfacción, de ahí la desgana, el mal humor y otras alteraciones en nuestro estado de ánimo.

Afectan al bolsillo

La mayoría de las personas que se decantan por una dieta de estas características suele invertir un dinero en píldoras, libros, recetas o alimentos mágicos. Se puede decir que detrás de todo esto se esconde un negocio muy grande. Siempre será mejor dejarnos guiar por los consejos de un profesional de la nutrición.

Las dietas milagros se venden con facilidad a clientes desesperados, que buscan perder los kilos de más con mucha rapidez. Al final, lo único que adelgaza es nuestra cartera.

Celulitis y flacidez

Se generan un cambios de peso muy bruscos. Se pueden perder muchos kilos en cuestión de días y con la misma velocidad se pueden ganar. Se provoca una pérdida de elasticidad en la piel y la acumulación bajo ella de grasa. En muchas ocasiones estos efectos rebotes son los responsables de la celulitis, estrías y flacidez que aparece en nuestro cuerpo.

No variarán nuestro hábitos

Son dietas que duran muy poco tiempo, apenas un par de semanas. En realidad no nos enseñan a comer bien y tampoco invitan a fomentar una alimentación saludable. No modifican los hábitos alimenticios ni nos enseñan a cambiar para mejor.

Dieta general

Es decir, para todos, sea cuál sea tu cuerpo y problema. lo que funciona para uno no puede ir bien para otro. Pues lo mejor es una dieta personalizada que se adapte a las circunstancias y necesidades de cada persona.

Carecen de objetivos

Sí, te prometen perder varios quilos en unas semanas pero luego ¿qué? No hay unas metas y objetivos que puedan ser medibles y realistas. Y toda dieta debe empezar por ello.

Alteran el metabolismo

Lo que también tienen en común las dietas milagro es que suelen alterar el metabolismo de las personas. Algo nada bueno para el organismo que, con el tiempo, puede generar variedad de enfermedades de diversos tipos.

Efectos psicológicos

Tales dietas no solamente comportan daños en el organismo y a nivel físico, si no que esto se traslada a nuestra mente. Así es bastante normal que luego haya efectos psicológicos por no estar correctamente con nosotros mismos y ver que probamos dietas y nada nos funciona.

 

Lo último en OkSalud

Últimas noticias