Dolores

6 consejos para evitar el dolor de rodillas

dolor de rodillas
El dolor de rodillas suele ser más frecuente de lo que pensamos

El dolor de rodillas suele ser más frecuente de lo que pensamos. Puede ser leve o bien algo más grave y normalmente es fruto de una lesión, rotura y, especialmente la artritis, que es más frecuente en personas mayores. Algunos de los síntomas de este dolor pueden ser enrojecimiento, debilidad, inflamación, o sonidos de chasquidos.

Ante cualquier dolor, se recomienda ir a visitar a un profesional para que nos oriente sobre el origen y posibles causas, y nos diga cómo evitar este dolor. Pero ientras puedes seguir estos consejos:

  • Bajar de peso. Hay una serie de factores de riesgo que podemos evitar para reducir este dolor. En este caso, si tenemos sobrepeso, lo mejor es reducirlo porque aumenta la exigencia sobre las articulaciones de tus rodillas, y esto aumenta el riesgo de artrosis.
  • Calentar y entrenarse bien. Para evitar lesiones que puedan desembocar en dolores de rodilla, como artritis, es mejor calentar antes de hacer deporte y entrenarse correctamente. Para esto el entrenador personal nos puede sacar de un apuro.
  • Elegir un buen calzado. Muchos calzados no adecuados son responsables de que nos duelan los pies y las piernas de forma general. A la vez, esto repercute en la rodilla y es normal desarrollar dolor y otros síntomas. Se debe evitar el tacón demasiado alto a diario. Mientras que estar de pie también puede provocar tales daños.
  • Medicación. Si nos duele mucho la rodilla, y el médico nos lo recomienda, entonces podemos tomar determinados medicamentos, como analgésicos, y antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) para reducir el dolor en la medida que se pueda. Si sigue doliendo tras este tratamiento con fármacos, entonces acudiremos de nuevo al especialista para descartar que pueda tratarse de algo más grave.
  • Mantener reposo. El ejercicio es bueno, pero en excesivo, puede provocar lesiones y daños en diferentes partes del cuerpo. Si nos duele la rodilla, entonces conviene hacer algo de reposo durante un tiempo prudencial, de manera que no haremos un ejercicio demasiado fuerte.
  • Visitar al médico y al fisioterapeuta. Hay momentos en que es mejor acudir siempre al especialista. Tanto si nos duele poco como si ya han pasado días y el dolor de rodillas no se reduce, visitaremos al médico y al fisioterapeuta para que nos digan qué tratamiento seguir.

Lo último en Salud

Últimas noticias