Cómo evitar lesiones en verano

lesiones en verano
lesiones en verano

Durante los meses de verano solemos movernos mucho más y esto puede ser causa directa de lesiones no deseadas.

Las piscinas y la playa hacen que las lesiones aumenten porque no tomamos las precauciones necesarias. Explicamos cómo evitar lesiones durante el verano.

Consejos para evitar lesiones en la época estival

Calentamientos

Antes de ir de excusión, ya sea por la montaña o en bicicleta, o bien de nadar en la piscina, es importante hacer estiramientos o calentamientos como hacemos normalmente cuando realizamos ejercicio intenso. Esto nos evitará provocar lesiones innecesarias.

Respetar las normas de seguridad de playas y piscinas

En verano no solamente hay más lesiones, se producen más accidentes, muchos de estos relacionados con el agua. Como pasamos más tiempo en piscinas y playas lo más importante es hacer caso y respetar las normas de seguridad de cada lugar.

Entrar en el agua lentamente

Hay piscinas más o menos profundas y playas que no conocemos. Por esto mismo es mejor evitar lesiones y no tirarnos de cabeza en piscinas que no sabemos qué profundidad tendrán. Conviene explorar el territorio, ver dónde tocamos y nos cubre el agua, dónde no, y no hacer temeridades que pueden causarnos lesiones, a veces, irreparables. Entrar despacio en el agua también evita los daños causados por el contraste de temperaturas, especialmente tras haber comido.

Ejercicio moderado

Las altas temperaturas nos obligan a reposar. Si estamos a 35º a la sombra evitaremos estar en el sol y mucho más a hacer ejercicio intenso. En verano intentaremos descansar y nos moveremos en el agua.

Buen calzado y ropa

Cuando hacemos excursiones, necesitamos un calzado bueno, tanto si se practica deporte en la playa como si nos vamos a la montaña. La ropa también debe ser la adecuada porque, aunque pensemos que pueda hacer mucho calor, en las montañas el cambio brusco de temperatura puede hacer mella en el cuerpo. Gracias a ello evitaremos esguinces, luxaciones o desgarros.

Siempre hidratados

A la hora de hacer ejercicio tan importante como calentar, ir bien provistos de los materiales adecuados y mirar la temperatura, es hidratarse correctamente. Con el calor debemos aumentar la ingesta de agua durante el día. De 2 a 3 litros de agua es la recomendación para estos meses.

A tener en cuenta

Visita al médico o fisioterapeuta si te has lesionado durante el verano, aunque creas que es algo sin importancia. La lesión puede ir a más.

Lo último en Salud

Últimas noticias