Dieta

Los trucos definitivos para quitar 500 calorías a tu dieta diaria

Los trucos definitivos para quitar 500 calorías a tu dieta diaria
Los trucos definitivos para quitar 500 calorías a tu dieta diaria

Si estás intentando bajar de peso, probablemente ya te han explicado que hay una sola forma de que la báscula vaya descendiendo poco a poco, y consiste en alcanzar lo que se llama “déficit calórico”. Veamos los trucos definitivos para quitar 500 calorías a tu dieta diaria.

Es decir, tendrás que utilizar o gastar más calorías cada día de las que ingieres, el proceso opuesto a ese que produce el sobrepeso y la obesidad. Pero cumplir con este objetivo no siempre es fácil.

Esto se debe a que actualmente la mayoría de las personas apenas requieren de calorías cada jornada. Al estar trabajando en casa o en la oficina, sin movernos, nuestras necesidades de calorías se han reducido muchísimo.

Trucos definitivos para quitar 500 calorías a tu dieta diaria

A fin de revertir esta tendencia negativa, vamos a ofrecerte algunos consejos que te permitirán quitar unas 500 calorías diarias a tu dieta, para equilibrar la entrada y salida de calorías, y así mantener tu peso ideal, o incluso comenzar poco a poco a adelgazar para sentirte mejor.

Pizza vegetal

Los fines de semana no pasa nada porque comas pizza. En lugar de pedir una de bacon y queso, intenta que sea de verduras con una masa lo más fina posible. Estarás quitando casi 500 calorías de la comida.

Si bien lo adecuado es que prepares tú en casa la masa con harina, agua y sal y que le eches las verduras que más te gusten a la pizza, que pueden ser calabacín, cebolla, pimientos, tomate y berenjena, por ejemplo.

Cuidado con los frutos secos

Ponerse delante de la televisión con un cuenco de frutos secos suele resultar bastante peligroso. Siempre acabas comiendo más de la cuenta y como si de un vicio se tratase incluso podrías llegar a repetir.

De igual forma que te decimos que los frutos secos son cardiosaludables, también son hipercalóricos. Lo más adecuado es que cojas un puñado nada más, que te aportará sólo 200 calorías frente a las 525 de tres puñados. Evita aquellos que sean salados y a poder ser cómpralos al natural.

Ojo a los ingredientes de la ensalada

La clásica ensalada de toda la vida, de lechuga, tomate y cebolla, se está caracterizando por la gran cantidad de ingredientes que se le está echando para darle un toque distinto al plato. Intentamos ponernos creativos en la cocina, pero al final le añadimos bacon, queso, y otros alimentos que la acaban convirtiendo en toda una bomba de calorías. Hay que controlar lo que se le echa a la ensalada, sobre todo si deseamos adelgazar.

Cuidado con los snacks

Un error muy frecuente, también en las personas que siguen un régimen alimentario de déficit de calorías, es que no se miden con los snacks. Ese picoteo constante a lo largo del día, entre comidas importantes, suma muchas de las calorías que, al final del día, dan como resultado un superávit calórico. Debes tratar de no comer snacks que no sean frutas, verduras, o frutos secos en raciones mínimas.

Antojos, cada vez menos

Evidentemente no puedes prohibirte todos los antojos que tengas, pero si cada vez que tienes uno lo partes por la mitad, y consumes sólo el 50% del mismo, la cantidad de calorías ingerida será menor.

Atención a las bebidas

Puede que aunque te cuides con las comidas, no esté en el plato tu problema, sino en los vasos o las copas. Muchas de las bebidas que se venden en las tiendas, sobre todo los refrescos, poseen gran cantidad de calorías que no aportan nada al organismo, y suman miles de calorías al final de la semana o del mes.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias