Elecciones País Vasco 2020

El PNV se suma a la campaña ‘antifascista’ de los proetarras para impedir el primer escaño de Vox

La vida de siempre en el País Vasco. Los que golpeaban el árbol y los que recogían las nueces siguen compartiendo intereses. El PNV se ha sumado a la campaña ‘antifascista’ de los proetarras de EH Bildu para impedir que Vox alcance el que, según las encuestas, será su primer escaño en esta Comunidad autónoma.

Andoni Ortuzar, presidente del partido fundado por el racista Sabino Arana en 1895, se ha puesto al frente a la ofensiva contra los de Santiago Abascal lanzada por los bildutarras. Ayer, en Nanclares, grabó un vídeo para proclamar que «todos los demócratas tenemos que hacer un esfuerzo para que Vox no entre en el Parlamento vasco».

El dirigente peneuvista está preocupado. Reconoce que ETB, la televisión pública vasca, suele acertar en sus encuestas y la última publicada antes de las cita electoral del próximo domingo, como también el sondeo de OKDIARIO, atribuye un escaño a Vox en Álava.

«Álava no se merece a Vox», dice Ortuzar desde su arrogancia, como si Álava fuera algo distinto a los alaveses, que son quienes votan y otorgan su representación política. Y, en línea con la campaña lanzada por EH Bildu, añade: «Tenemos que hacer un esfuerzo todos los abertzales, todos los demócratas, todos los vasquistas, todos los alavesistas, todos los foralistas para que Vox no entre en el Parlamento. Por favor, ¡Vox no!».

La encuesta de ETB y la de Hamalgama Métrica para OKDIARIO, pronostican un escaño para Vox en Álava. Según este último sondeo, la coalición constitucionalista PP+Cs recibirá el castigo de la irrupción de los de Abascal, que se llevarán más de la mitad de las 47.000 papeletas que perderán ‘populares’ y ‘naranjas’. El 13,9% de los votantes del PP o Cs en 2016 lo hará ahora por el partido de Abascal y el 18,6% se irá a la abstención. Vox sumará sus primeros 23.000 votos en unas elecciones autonómicas vascas, suficientes para alcanzar el que será su primer escaño al superar el 3% de los votos en Álava.

Peneuvistas y bildutarras han puesto el foco sobre Vox en los últimos días de una campaña en la que todos los actos de la formación conservadora se han visto acompañados de amenazas y ataques. Una crónica de agit-prop publicada este martes en la portada del diario Gara, conocido por servir a los intereses de EH Bildu y su líder, Arnaldo Otegi, lanzó la estrategia que ahora ya es secundada por dirigentes y militantes de EH Bildu y el PNV.

«El antifascismo puede impedir con su voto el escaño de Vox por Álava», titula el periódico de los proetarras para movilizar al electorado mediante la demonización de Vox. Y es que, reconoce Gara, Vox tiene un núcleo de votantes suficiente para conseguir su primer escaño en el País Vasco. Así, recuerda que en las elecciones generales del 26 de abril de 2019 sumó 5.608 papeletas, en unos comicios que contaron con la participación del 69,51% electorado. Unos meses después, el 10-N, el partido de Santiago Abascal subió a 6.421 votos, pese a que la participación general bajó en Álava al 66,62%.

El periódico proetarra recuerda que esta subida de Vox se dio en un contexto en el que el PP, con Mari Mar Blanco como candidata, se jugaba su escaño frente a EH Bildu, «después de que en abril -se jacta el artículo de Gara– la formación soberanista ya hubiera mandado a casa a Javier Maroto». Y los votantes de Vox prefirieron ser fieles a Abascal en vez de garantizar el escaño de la hermana de Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA.

Seguirá Urkullu

EH Bildu y el PNV temen que la experiencia se vuelva a repetir y los de Abascal consigan en su primer escaño en lo que no deja de ser su estreno en unas elecciones autonómicas en el País Vasco. Y todo ello pese a que Iñigo Urkullu seguirá siendo lehendakari tras las elecciones del domingo. El PNV ganará con el 40,9% de los votos y obtendrá 31 escaños, tres más de los que tenía hasta ahora, según la encuesta de Hamalgama Métrica para OKDIARIO. Los nacionalistas necesitarán el apoyo de los socialistas, como ha sucedido durante última legislatura, que también crecerán y pasarán de 9 a 11 diputados. EH Bildu se mantendrá como la segunda fuerza. Caerán Podemos (de 11 a 9 escaños) y PP+Cs (de 9 a 6 escaños).

Lo último en España

Últimas noticias