Quien es quien en los liderazgos económicos mundiales

Quien es quien en los liderazgos económicos mundiales

Repasemos cuáles son las grandes economías del mundo con datos correspondientes a 2018 y lo hacemos indicando el producto interior bruto (PIB) en billones de euros. Lidera la economía mundial Estados Unidos, con 17,3 billones euros, y la segunda potencia es la Unión Europea con 15,8 billones o, en su defecto, lo es la Zona Euro – la Europa de los 19 países que tenemos el euro como divisa común – con 11,5 billones, por delante de China cuyo PIB fue de 11,3 billones. Éste es un aspecto digno de resaltar por cuanto, como a menudo reitero, en Europa creo que no somos lo suficientemente conscientes de la fuerza económica que representamos a nivel mundial gracias al bloque que forma la Unión Europa o la propia Unión Monetaria y Económica.

Japón, como siempre, es la cuarta gran potencia mundial con un PIB de 4,2 billones euros. Y luego Alemania (3,3 billones), Reino Unido (2,4 billones) y, atención, que a continuación aparece India con un PIB de 2,3 billones superando ligeramente a Francia (2,3 billones) y de largo a Italia (1,7 billones).

India pisa fuerte. Su capital intelectual, la recia formación de sus profesionales –dejando de lado castas-, su inversión en investigación y desarrollo y en el campo tecnológico, cultivar y promocionar su talento humano, se convierten en armas decisivas para su avance económico. Y un interesante detalle a considerar: los CEOS de las grandes tecnológicas, como Microsoft y Google, son hindúes. Satya Nadella, Sundar Pichai…, al margen de que personas nacidas en India desempeñen cargos de responsabilidad en las otras grandes compañías tecnológicas. Paso a paso, India se abre camino, viajando por el mapa económico a velocidad de crucero, basándose en un modelo intelectual antes que de mano de obra intensiva y dándose en 2018 ese sorpasso que le lleva a colocarse, por PIB, por delante de dos grandes clásicos de la economía internacional como son Francia e Italia.

Después, una serie de países que marcan también el ritmo económico mundial como Brasil (1,5 billones), Canadá (1,4 billones), Rusia (1,4 billones), Corea del Sur (1,3 billones), Australia (1,2 billones) y en la decimocuarta posición aparece nuestra querida España (1,208 billones), que precede a México (1,036 billones), Indonesia (0,8 billones), Holanda (o,7 billones), Arabia Saudí (0,6 billones), Turquía (0,6 billones) y Suiza (0,5 billones).

Para entender el porqué de esa potencia económica de los grandes países dominadores hay que echar un vistazo a sus modelos productivos, a la internacionalización de sus empresas, al respaldo de sus gobiernos, a los esfuerzos que llevan a cabo en investigación y desarrollo, en inversiones tecnológicas, en las facilidades para que sus empresas puedan operar en un entorno cómodo, en el apoyo político a la iniciativa empresarial, y en el serio desafío de formar a conciencia y con calidad a su gente.

Al final, los grandes secretos que hacen de un país toda una potencia económica no son pócimas milagrosas o simples golpes de suerte, sino actuar con sensatez y sentido común, haciendo que la política no sea la principal preocupación de los empresarios, como sucede aquí, sino un sólido respaldo para que la singladura sea exitosa y se acabe tocando puerto. Poco más que eso es lo que se requiere para ser grande.

Lo último en Opinión