Mascotas

¿Tienes un hurón agresivo?

Aunque normalmente son animales adorables, en ocasiones puede darse el caso de un hurón agresivo. ¿Qué debes saber para tener uno de estos animales en casa?

Hurón agresivo
Cuidados de un hurón agresivo

Tras perros y gatos, los hurones están entre las mascotas más populares. Estos simpáticos mamíferos se han ganado su espacio entre el público gracias a su aspecto de pequeños peluches y personalidad jovial. Sin embargo, en ocasiones puede encontrarse algún hurón agresivo. Una situación que toma por sorpresa a algunos propietarios desprevenidos. Después de todo, de ellos no se espera este tipo de comportamiento.

También son animales sumamente expresivos. Interpretar su lenguaje corporal es relativamente sencillo y prestando la debida atención a sus gestos y señales, descubrir el origen de su proceder no es muy difícil. Después, con este conocimiento se inicia el camino de la corrección.

Mordedores por naturaleza

Durante su etapa infantil, es normal que un hurón muerda todo lo que encuentre a su paso. Eso incluye las manos de sus dueños cuando se acercan para acariciarlos o colocar sus alimentos. Cuando crecen ‘en familia’, es muy común encontrar a la camada mordiéndose continuamente entre sí. Gracias a su piel gruesa, no sienten ningún dolor. Tampoco corren riesgo de terminar lastimados.

A medida que van desarrollándose los hurones, esta costumbre sigue presente a manera de distracción. Es necesario hacerles saber que morder no es una acción admitida. Bastará un simple No, dicho de forma enérgica, sin gritar. También son muy útiles los refuerzos positivos. Realmente y de la misma forma que ocurre con los perros, el refuerzo positivo siempre consigue mejores resultados que el regaño u otro tipo de castigos.

De la misma forma, para evitar la ‘formación’ de un hurón agresivo, es importante cumplir correctamente con el proceso de socialización. Consiste básicamente que el animal se acostumbre a la presencia de otras personas, además de sus dueños. Tienen que aprender a no comportarse de forma brusca con extraños.Hurón agresivo

Sueño, hambre, miedo

A pesar de ser mascotas sumamente divertidas, las necesidades de descanso y sueño de los hurones los llevan a pasar en reposo hasta 18 horas al día. No dejarlos dormir lo suficiente los pone de mal humor, un estado de ánimo que termina transformándose en agresividad. La misma situación que suele presentarse cuando tienen el estómago vacío.

Los hurones tienen la capacidad de ‘oler el miedo’. Por ello, una de las primeras medidas para disuadir comportamientos agresivos es perder el miedo a las mordidas. Interpretan la aparición de este factor como una amenaza, por lo que se defienden para repeler el peligro.

Paciencia para educar a un hurón agresivo

Si bien son animales muy inteligentes, reeducar ciertos patrones de conducta en el hurón requiere de tiempo y constancia. Por último, tienes que vigilar tres aspectos básicos para asegurarte que tienes una mascota feliz. Debes dejarlo dormir siempre que quiera, mantenerlo bien alimentado y que su hábitat le ofrezca las mejores condiciones. Los climas extremos también influyen en su estado de ánimo, lo que se puede traducir en irascibilidad.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias