Animales salvajes

¿Qué diferencias hay entre lagartijas y salamandras?

Lagartijas y salamandras
Las diferencias que hay entre lagartijas y salamandras

Normalmente se confunden las lagartijas y salamandras, aunque hay diferencias notables entre ellas. ¿Cómo podemos diferenciarlas?

Las lagartijas y salamandras suelen ser confundidas con mucha regularidad. Sin embargo, hay importantes diferencias entre estos dos reptiles que vale la pena conocer. Una de las diferencias más notables es la piel de las mismas: mientras que las lagartijas son reptiles escamosos de color verde y tierra, las salamandras sorprenden por el espectacular color de su piel que suele ser negro con manchas amarillas. Además, ésta última excreta una sustancia tóxica para protegerse de forma más efectiva de posibles depredadores.

 Diferencias entre lagartijas y salamandras

1.Piel

Morfológicamente las lagartijas y salamandras son bastante parecidas. Sin embargo, el color y textura de su piel es completamente diferente. Tal y como se explicó anteriormente, las salamandras se caracterizan por ser de colores vibrantes, generalmente son negras con manchas amarillas. Por otra parte, las lagartijas suelen ser más escamosas y de color verde claro o tierra.

2.Hábitat

En lo que se refiere al hábitat, no hay tantas diferencias. Si bien ambas especies son activas durante el día lo son más aún durante la noche. En el día pueden permanecer ocultas debajo de piedras o cortezas, también con el objetivo de buscar alimento.Lagartijas y salamandras

3.Alimentación

En lo que se refiere a la alimentación, ambas especies suelen alimentarse de insectos. Dentro de las categorías de lagartijas y salamandras, son muy pocas las variantes que son estrictamente omnívoras.

4.Regenaración

Una de las características más destacadas de estos animales es la capacidad de regeneración de los mismos. En este sentido, la lagartija es capaz de desprenderse de su cola y de volver a regenerarla, aunque nunca será igual a la primera, ya que las vértebras son sustituidas por una especie de tubo cartilaginoso. Por otra parte, las salamandras tienen una capacidad extraordinaria de regeneración de diferentes miembros amputados.

5.Forma del cuerpo

Las lagartijas tienen cuerpos con forma cilíndrica y la cabeza suele tener forma de cono. Por otra parte, las salamandras tienen cuerpos más estilizados o largos y la forma de la cabeza es más redondeada. Ambas especies suelen ser pequeñas y no superar las ocho pulgadas, aunque puede haber excepciones.

Las lagartijas y salamandras son animales fascinantes que suelen despertar una gran curiosidad al ser humanos. Estas pequeñas especies son limpias y dóciles, pero lo mejor es la capacidad de regeneración que ambas poseen. Si bien son muy parecidas en muchos aspectos, tienen diferencias notables, especialmente en lo que se refiere a los colores de su piel y también a la textura de la misma. ¿Cuál de estas dos especies es tu favorita?

Lo último en Mascotas

Últimas noticias