Perros

A mi perro le huele mal el aliento, ¿qué hago?

La halitosis no solo es un problema en personas, también lo es en perros. ¿A tu perro le huele mal el aliento? Apunta estos consejos.

Halitosis perro
Mal aliento en perro

Al igual que ocurre con los humanos, los perros necesitan una adecuada higiene para evitar el mal aliento.  Al contrario de lo que la mayoría de las personas cree, el mal olor en la boca no es normal. Puede tener varias causas de riesgo que debemos tratar cuanto antes. Muchas enfermedades bucales o digestivas pueden estar vinculadas con la halitosis. Si a tu perro le huele mal el aliento, esto es lo que puedes hacer.

Causas del mal aliento

El mal aliento en los perros puede ser provocado por distintas causas que debemos conocer. La mala higiene dental es la principal. Si nuestro perro no tiene una limpieza frecuente, el sarro y la placa se acumularán y aumentará el mal olor.

La placa es una capa que se encuentra sobre los dientes. Está formada por restos de comida, bacterias, componentes de la saliva y células de mucosa bucal acumuladas.

Si la placa no se elimina con frecuencia se vuelve sólida y dura, convirtiéndose en sarro.  Este es de color marrón y por lo general se encuentra en los colmillos y muelas. En casos graves puede afectar todos los dientes. El sarro es aun más difícil de eliminar que la placa. Halitosis perro

Infecciones y enfermedades

Entre las consecuencias que pueden desencadenarse está la aparición de infecciones bacterianas y fúngicas. La gingivitis es la más frecuente en estos casos, es la que produce dolor en las muelas y puede llegar al sangrado.

Esta enfermedad puede derivar en periodontitis, que afecta los huesos porque hay una pérdida del material que los mantiene. Las infecciones, y en casos graves la pérdida de dientes, son algunas de los peligros que ella representa.  Todas estas enfermedades tienen como síntoma el mal aliento,   pueden empeorar si no se tratan.

Los malos hábitos alimenticios son una causa de mal aliento en los perros. Los alimentos blandos como la comida enlatada son más propensos a dejar restos en los dientes. Los piensos de mala calidad también, así que una recomendación es revisar su composición. Si es necesario debemos cambiar a uno más natural.

Un dato importante que debemos tomar en cuenta es que la comida de humanos contribuirá a la acumulación de restos en los dientes. Y con ello, el mal aliento puede empeorar.

El mal aliento puede ser síntoma de distintas enfermedades. Por esta razón es fundamental que si detectamos un mal olor en la boca de nuestro can no lo pasemos por alto. Patologías desde infecciones bucales hasta diabetes, problemas gastrointestinales o respiratorios, pueden ir apareciendo.

A mi perro le huele mal el aliento, ¿qué hago?

Ante este desagradable olor podemos tomar en cuenta varias recomendaciones. Lo ideal es tratar de prevenirlos desde cachorro. Podemos empezar estructurando una adecuada rutina de higiene, cepillándole los dientes cada cierto tiempo.

En caso de que ya sea demasiado tarde para prevenirlo, debemos actuar lo antes posible. Será necesario centrarnos en eliminar las bacterias que se acumularon en los dientes de nuestro can para mejorar su aliento y evitar posibles patologías. Si el cepillado de sus dientes no forma parte de su rutina es importante que comencemos a incluirlo.Chica con su perro

Un dato importante es que no debemos utilizar pasta de dientes para humanos en perros. Este tipo de productos contienen algunas sustancias abrasivas que podrán hacerle daño. Lo mejor es comprar una especial para ellos y cepillarlos minimo dos veces a la semana. También tenemos que tomar en cuenta que el cepillado debe ser con cuidado, teniendo la precaución de no afectar sus encías.

Si nunca antes les habíamos cepillado los dientes, es entendible que al principio se muestren desconfiados. Lo que debemos hacer es comenzar a cepillarlos con los dedos y cuando se sienta más cómodo empezar a incorporar el cepillo.

Limpieza, higiene y buenos hábitos

Otra recomendación es mantener limpio el lugar en el que comen y del que beben. De esta manera disminuyen las probabilidades de que las bacterias afecten su boca. En definitiva, mantener limpios los objetos que utilizan nuestras mascotas es la mejor manera de ayudar en su higiene y salud.  Proporcionarles agua limpia es indispensable.

Una excelente opción son los juguetes para masticar. Estos están creados para disminuir o eliminar el mal aliento. Es una manera divertida para acabar con él. Podemos encontrarlos en forma de huesos o galletas. Seguro que a nuestro perro le encantarán.

La alimentación es fundamental.  Una dieta equilibrada basada en alimentos secos como las croquetas y el pienso es la mejor opción. Al contrario de lo que se cree, una alimentación a base de carne promueve el mal aliento. Esto se debe a que tienen un olor fuerte, además de que pueden dejar rastro en los dientes.

Si a tu perro le huele mal el aliento toma en cuenta estas recomendaciones. Así podrás ayudarlo a mejorar. En caso de que el mal olor no desaparezca es importante que acudas al veterinario. El profesional decidirá cómo proceder para ayudar a tu mascota.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias