Caballos

¿Cómo afectan los ruidos a tu caballo?

Lo mismo que sucede con otros animales, nuestro caballo puede estresarse de muchas formas. ¿Cómo afectan los ruidos a tu caballo? Toma nota.

Consecuencias de los ruidos a tu caballo
Ruidos, incidencia en caballos

Las grandes orejas móviles de algunos animales son muy sensibles y pueden localizar los sonidos con gran exactitud. Esta es la razón por la cual afectan los ruidos a tu caballo, y especialmente si son muy fuertes o continuados le provocan un gran estrés. Pero los sonidos leves, si son extraños, también pueden ponerlo nervioso dada su agudeza auditiva; aunque no lo parezca, el animal los percibe con gran claridad. La solución para este problema es sencilla; tú puedes adiestrarlo para que pueda vivir más tranquilo, y esto no es nada difícil de conseguir.

¿Por qué afectan los ruidos a tu caballo?

Algunos caballos están expuestos a mucho ruido, mientras que otros viven en el campo y no están acostumbrados a los sonidos muy fuertes. Por esa razón, algunos caballos se ven más afectados que otros, pero también juega un papel fundamental el carácter del equino y el adiestramiento que ha recibido.Los ruidos en tu caballo

Los ruidos fuertes y también los inusuales causan estrés a los caballos, en los que se activa el instinto de huida. Un caballo asustado corre, pues es un comportamiento innato que le ha permitido sobrevivir en la naturaleza. Pero este estrés que generan los ruidos en tu caballo puede ser más o menos grave.

Para saber cómo afectan los ruidos a tu caballo, debes observarlo para detectar si sufre de:

Estrés agudo

Se produce en una situación específica, cuando llevas a tu caballo a un lugar nuevo en el que escucha sonidos fuertes o extraños. Este estrés libera las hormonas adrenalina y noradrenalina, que aumentan su energía, la que el animal utilizará para intentar huir.

Estrés crónico

Es un tipo de estrés a largo plazo, originado por la exposición continua de tu caballo a los ruidos molestos que le causan nerviosismo. En este caso, aunque tu caballo ya se haya acostumbrado y no quiera huir, puede sufrir de otros síntomas, como tensión constante en su cuerpo y un estado de alerta permanente.

La gravedad del estrés crónico está en que es difícil de detectar, pues muchos caballos se someten a esa situación, pero no superan su miedo. Esto hace que su sistema nervioso libere la hormona cortisol, que afecta la inmunidad del equino, haciendo que el caballo se enferme.

Cómo evitar que los ruidos afecten a tu caballo

Tú puedes enseñarle a tu caballo a acostumbrarse al ruido, así como a los estímulos que desconoce. Para vencer su miedo, el animal necesita que tú mismo estés relajado y que seas paciente, pero también debes mostrarle que te sientes seguro y confiado ante el ruido.

Presta atención al lenguaje corporal de tu caballo y detecta qué ruidos lo ponen nervioso. Cuando comience a mostrar signos de estrés, háblale calmadamente, muéstrate sereno y quédate junto a él hasta que se calme. En el momento en que se calme, recompénsalo con una zanahoria, una golosina, ráscale el lomo, etc.

Si tu caballo es muy sensible a todo tipo de ruidos, no afeites sus oídos, pues esto hará que su sensibilidad aumente. Permite que tu caballo socialice con otros caballos, pues la manada lo tranquiliza y le da un sentido de seguridad. También debes dejarlo correr al aire libre, en grandes espacios, para que libere su estrés.

Ahora que sabes cómo afectan los ruidos a tu caballo, podrás hacer que se sienta mejor. Sin duda, mejorarás su calidad de vida. Comparte estos consejos con quienes se preocupan por el bienestar de los caballos.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias